Pobladores del Barrio Andrés Castro en el distrito III, realizaron la compra de frijoles solidarios, los que llegaron cerca de sus hogares a través del programa de distribución de este producto que impulsa el Gobierno Sandinista, acabando de esta manera con la especulación y el alto costo del producto, el cual se comercializa a más de 25 córdobas la libra en los diferentes mercados.

Los pobladores del barrio capitalino lograron adquirir las libras suficientes para garantizar su alimentación durante una semana y hasta quince días, mientras regresa nuevamente el puesto móvil a su comunidad.

“La venta de los frijoles solidarios es una buena estrategia del gobierno porque de esta manera están acabando con los especuladores y brindándonos una gran ayuda a los consumidores, la calidad de los frijoles es muy buena porque son suaves, ya he comprado en otras ocasiones y realmente es un frijol sano y rendidor” manifestó Antonio Pérez.

“Estos frijolitos son muy buenos además los estamos comprando más baratos por eso cada vez que viene el camión al barrio aprovecho para comprar mis libritas y mantener en la casa mientras vuelve a venir el camión” afirmó Fanny Altamirano.

“Siempre adquiero las libras que están a mi alcance porque va en dependencia del dinero que tenemos, la verdad es que la iniciativa del gobierno es muy buena porque estamos comprando los frijoles a menor precio y sobre todo los están trayendo hasta nuestros barrios, lo que nos economiza el gasto del transporte” expresó Paula Hurtado.

Los pobladores de los barrios pueden acceder a la compra de frijoles hasta por veinte libras ya que los puestos móviles llegan a los barrios con la cantidad suficiente de frijoles para que ninguna familia se quede sin adquirirlos.

“Hemos tenido una buena aceptación por parte de la población, cada vez que llegamos a un barrio llevamos la cantidad de 30 quintales es decir tres mil libras, equivalente al abastecimiento de 530 familias, nosotros vendemos desde una libra hasta veinte libras por persona y en el caso de aquellos que venden frijoles cocidos, nosotros los abastecemos con 30 libras” concluyó Lucia Membreño, encargada del puesto móvil.