A respetar las leyes humanas y las convenciones de Ginebra que prohíben los ataques contra civiles llamó el gobierno de Egipto a través de una comunicación circulada hoy.

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores, segunda de su tipo en esta semana, critica el uso excesivo de la violencia injustificada de Israel contra los palestinos.

Una condena enérgica por los ataques israelíes realizados la víspera contra una escuela-refugio de Naciones Unidas y a un mercado del centro de Gaza, puede leerse en el texto.

Egipto renueva sus llamamientos para frenar las agresiones provenientes de Israel y pide el cese inmediato de las acciones contra los civiles palestinos, precisa la fuente.

Ese tipo de bombardeos (contra la población civil) complica la situación y profundiza el odio existente, además de no allanar el camino para la reanudación de las negociaciones, indica el comunicado.

Las conversaciones en esta capital para negociar un alto el fuego siguen a la espera del arribo aquí de las delegaciones de Palestina e Israel para mantener contactos por separado con el anfitrión, Egipto, que realiza el papel de mediador en esta crisis.

La artillería terrestre, marítima y aérea mantiene su fuego abierto contra la Franja de Gaza desde el 8 de julio pasado.

Desde esa fecha Egipto mantiene abierto el paso de Rafah, única frontera de Gaza que no controla Israel, para permitir el paso de ayuda humanitaria y la asistencia hasta la fecha de un centenar de heridos atentidos en los hospitales del norte del Sinaí.