La pareja presidencial se encaminó en medio de los saludos y de los gritos de: "Daniel, Daniel! Juventud, Juventud!" que desde el parque de Niquinohomo salía de la boca de ese pueblo que se volcó a ver pasar a Daniel y Rosario, que llegaron a depositar una ofrenda floral a la Casa Museo, donde nació y vivió el General  Augusto C. Sandino.

Mientras en el aire sonaban la canciones revolucionarias, como “Allá va el General”, propias de la lucha del General de Hombres y Mujeres Libres, que nació en Niquinohomo, pero de ahí saltó a la eternidad con la gesta que realizó al derrotar el ejército invasor de Nicaragua, la marinería yanqui que mantenía ocupado el país.

En tanto pasaba por la calle el Presidente Daniel Ortega, los niquinohomeños apretaban más a los que estaban junto a las bardas y a eso de las 6.26 de la tarde, el Comandante entró junto con la compañera Rosario Murillo a la Casa donde funciona además la biblioteca.

Un tarima levantada a la entrada de la Biblioteca donde el Comandante Daniel Ortega fue a depositar la ofrenda floral, sirvió para que el Presidente se dirigiera a una multitud que se impuso así misma un gran respeto al inicio del acto, cuando sonaron las notas musicales del Himno Nacional.

Poco antes, no muy lejos de ahí en la periferia de Masatepe, en la comunidad llamada El Tanque, el Comandante Ortega dirigió un discurso emocionado sobre el General Sandino, haciendo una relación entre los sueños del héroe nicaragüense y las realizaciones económicas y sociales que se están viendo en la actualidad, bajo un gobierno sandinista, continuidad de aquella gesta.

Emocionado discurso

Ese emocionado discurso lanzado desde la finca La Chavela, que significaba la inauguración del ciclo agrícola, así como la celebración del 117 aniversario del natalicio del General Augusto C. Sandino, fue realizado en medio de decenas de árboles frutales, entre aguacates, mangos, granadillas, cocos, guayabas, plátanos, papayas, limones y guineos, entre otros, mientras pájaros de distintas variedades cantaban desde las arboledas cercanas.

Entre tanto Sergio Parrales, uno de los invitados dijo que con este proceso se están viendo cumplidos sueños que tuvo el General Sandino, como es ver al país desarrollado, con una población saliendo de la pobreza y con un avanzado proceso cooperativo, como el que Sandino inició en las riberas del Río Coco.

Expulsó al invasor para ver libre a Nicaragua

Por su lado Yahoska Martínez destacó que el acto cumplía no solo con la apertura del ciclo agrícola, sino que resaltaba la fecha en que nació el General Sandino, quien quiso ver a Nicaragua libre, expulsando al invasor, para que el país  pudiera avanzar y salir de la pobreza, produciendo alimentos para los nicaragüenses y para poder exportar a América Central y al mundo.

Nuestro gobierno está haciendo realidad esos sueños del General Sandino, explicó Martínez de tener garantizada la comida a través de los bonos alimentarios, por medio del bonos de patio, de los planes techo, de las casas para el pueblo, de los bonos productivos, entre otros.

Por su lado Miguel Obando, un experto en agronomía, también destacó que el 117 aniversario del natalicio del General Sandino está intrínsecamente ligado a lo que se está realizando hoy, tras un proceso largo de lucha que ha culminado en todos los planes que el actual gobierno está poniendo en marcha para desarrollar la agricultura y hacerla más productiva.