Recientemente, Samsung lanzó un teléfono de gama baja llamado Galaxy Avant en Estados Unidos por medio de la compañía de telefonía T-Mobile. El precio del equipo es $216 USD, aunque también puede obtenerse por $9 USD mensuales al firmar un contrato de 2 años.

En cuanto a diseño, el dispositivo sigue las mismas líneas del Galaxy S3 y S4. El tamaño de la pantalla es 4.5 pulgadas, tiene una resolución 960 × 540 y aunque no se menciona la tecnología detrás del display, se especula que es AMOLED. Los componentes internos consisten en un procesador quad-core con una velocidad de 1.2Ghz (probablemente Snapdragon 400), 1.5 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento que pueden expandirse mediante una tarjeta MicroSD y una cámara trasera de 5 megapixeles.

Sorprendentemente, el sistema operativo del Galaxy Avant es Android KitKat (4.2.2), lo que significa que el equipo está al día y que tendrá un tiempo de vida considerable.

Si consideramos el precio y las características del equipo, este nuevo teléfono de Samsung es una muy buena opción y aunque no se ha comentado nada sobre lanzarlo en territorio latinoamericano, la compañía no haría mal en traerlo a este mercado.