El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se mostró satisfecho de su visita a Nicaragua y reiteró su reconocimiento a la gran capacidad de liderazgo del Presidente Daniel Ortega y también por su disposición a trabajar junto a la ONU en la búsqueda de la paz, la seguridad, el desarrollo y los derechos humanos.

Al despedirse en el aeropuerto Augusto C. Sandino de Managua, el secretario general de la ONU, dijo marcharse emocionado por las atenciones recibidas por el mandatario y la compañera Rosario Murillo y elogió nuevamente las características del Modelo nicaragüense.

“Este es un muy buen modelo. Me gustaría reforzar la colaboración entre Nicaragua y las Naciones Unidas y de verdad le quiero agradecer por una bienvenida de todo corazón y apoyo tanto a mí como a Naciones Unidas”, expresó.

“Me gustaría construir una asociación aún más fuerte entre las Naciones Unidas y Nicaragua. Ustedes han hecho grandes logros en el medio ambiete, han realizado grandes logros en desarrollo social y económico, incluyendo la seguridad ciudadana”, resaltó.

“Cuando se trata de la seguridad ciudadana, Nicaragua es uno de los países modelo donde las personas pueden vivir y caminar sin ninguna amenaza. Sé que el Presidente Ortega tiene muchas buenas misiones y proyectos en mente y le he invitado a la Reunión Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Él aceptó y estoy deseando darle la bienvenida en las Naciones Unidas. Pero por favor tenga en cuenta que él debe saber que no seré capaz de conducir un vehículo para él en Nueva York, pero mi corazón está siempre para él y el pueblo nicaragüense”, añadió en alusión al recorrido que hizo por Managua en el vehículo conducido por el propio mandatario nicaragüense.