El Parlamento del Mercado Común del Sur (Mercosur) debe constuituirse hoy en caja de resonancia de los temas que preocupan a este organismo regional, afirmó el presidente de esa asamblea, Rubén Martínez.

En declaraciones a Prensa Latina destacó la necesidad de dar más vida parlametaria al Mercosur, luego de tres años de mantenerse inactiva debido a diversos factores, en su mayoría políticos.

Con un total de 122 integrantes de Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela, ahora está avocado a la incorporación de Bolivia, actualmente en proceso de adhesión, explicó.

Esta asamblea regional también necesita abrirse a los problemas cotidianos de las naciones del Mercosur, así lo hizo en la defensa de Argentina amenazada por los fondos buitre y la reprogramación de su deuda externa, asunto aún pendiente en tribunales de Estados Unidos, añadió.

Además, debe realizar audiencias públicas sobre derechos humanos en los países miembros: Argentina y Paraguay ya han acogido eventos de ese tipo, y ahora toca a Venezuela, Uruguay y Brasil, precisó Martínez.

Mientras tanto, el Parlamento prepara un informe para actualizar el tema de las Islas Malvinas que estará listo en noviembre, informó.

De hecho, dijo, el Parlamento ha llegado a la Cumbre con un documento sobre su actividad en el ámbito social y de derechos humanos en el periodo más reciente.

Entre las acciones destaca el reconocimiento a la multiculturalidad de Mercosur, con la implementación de traducciones simultáneas al idioma guaraní en las sesiones de trabajo de la asamblea, señaló Martínez.

Por todo el oeste de Brasil, el este de Bolivia, una parte de Paraguay y el norte de Argentina, se habla el guaraní y español, es decir, existen millones de latinoamericanos con esa condición bilingüe, subrayó.

Esta reivindicación a un idioma ancestral y originario de América Latina implica un acto de dignidad a esos pueblos y pretendemos extenderlo a otras lenguas originarias, para ampliarlo más allá de las provenientes de Europa como el español y el portugués, puntualizó.

Asimismo, explicó que el tema económico tiene espacio en las discusiones con el fin de reactivar el área financiera.

América Latina estuvo mucho tiempo bajo el imperio del terrorismo de Estado y los regímenes dictatoriales impulsados por la operación Cóndor, pero con la formación de parlamentos regionales como el Mercosur ha llegado la hora de la Internacional de la democracia y los derechos humanos, consideró.

El Parlamento rindió su informe para esta 46 Cumbre Presidencial del Mercosur, que sesiona hoy en esta capital y reúne a mandatarios del área concentrados en reconfigurar el panorama económico, financiero y social de la región.