En su segundo día de apertura, el Paseo Xolotlán recibió la visita de miles de familias capitalinas que se asombraron por la belleza escénica que presenta el lugar a orillas del Lago de Managua, en una zona que tras años de abandono fue recuperada para el disfrute de las familias nicaragüenses.

Uno de los atractivos más visitados del nuevo paseo es la réplica exacta de la Avenida Roosevelt, donde los capitalinos de avanzada edad pueden rememorar sus mejores años de juventud y aquellos de menor edad pueden conocer parte de la historia de la vieja Managua, que ostentaba el reconocimiento de ser la capital más bonita de Centroamérica.

En el paseo las familias pueden realizar caminatas a la orilla de la costa de Lago de Managua, los niños pueden subir al avión que se encuentra en el lugar o simplemente pueden sentarse y disfrutar del hermoso paisaje.

Bertha Romero, de 58 años, llegó al paseo Xolotlán junto a su hija y nietos. “Está muy bonito todo. Esto me recuerda muchas cosas, como cuando íbamos al club terraza. Ahora vengo con mis nietos, y les cuento como se vivía antes en la vieja Managua”, comentó.

“Este paseo está muy bonito, antes era peligroso puro monte había, pero todo lo que han hecho les quedó maravilloso, es un buen trabajo”, aseguró Bertha.

Zoila Reyes, de 84 años, indicó que el Paseo Xolotlán y la réplica de la Avenida Roosevelt es una gran obra que se hizo para las nuevas generaciones.

“Me siento orgullosa explicarles a mis nietos, contarle la historia, ya en libros se los he explicado, pero ahora mi hija los trajo para que vieran como era Managua”, indicó Zoila.

“Esto que ha hecho el gobierno de Daniel es una belleza, los niños acaban de venir de Orlando, y me dicen los niños: mamita esto es mejor que Orlando, allá en Orlando no hay esa catedral, me dicen…”, comentó.

“Me siento emocionada al recordar mi juventud… le mando saludos al Comandante que se ha puesto las pilas. Le mando un saludo al Comandante Daniel y a la Compañera Rosario”, dijo la abuelita.

Débora Silva, de 25 años, comentó que el Paseo es un espacio más en donde las familias pueden congregarse para distraerse en un ambiente sano.

La réplica de la Avenida Roosevelt “me parece magnífica porque nosotros los jóvenes no logramos conocer nada de esto y por lo menos podemos darnos una idea de lo que era Managua, porque se dice que fue muy bonita y aquí lo estamos viendo”, explicó.

La joven invitó “a todos los jóvenes a que vengan, que visiten el Paseo un rato con su familia y que conozcan un poco cómo fue la vieja Managua”.