El Consejo en pleno, encabezado por su presidente, Telémaco Talavera, informaron en conferencia de prensa sobre esta marcha, la cual saldrá desde la Avenida Universitaria y se dirigirá hacia la Asamblea Nacional, a la vez que se efectuará simultáneamente en León, Estelí, Matagalpa, Bluefields, Juigalpa y Jinotepe, entre otras ciudades.

El FMI planteó en días anteriores una reducción del 6% a las universidades, con el argumento de dirigirlo a la educación básica y media.

Esta marcha será apoyada por la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), afirmó James Chamorro, presidente de esta organización universitaria.

Durante la comparecencia del CNU, Talavera sentó la posición de esa institución ante las posibles reformas a la Seguridad Social y Tributaria, las cuales deben ser analizadas de manera conjunta por todos los sectores del país y basadas en la realidad nicaragüense.

Talavera emplazó al FMI a reunirse con la comunidad universitaria y conocer de esa manera el uso que se le hace al presupuesto destinado al Sistema Educativo Superior.

Dijo que el CNU está consciente que en Nicaragua se debe seguir invirtiendo más y mejores recursos para la educación en todos sus niveles, tanto el estado, la empresa privada y la comunidad internacional.

Señaló que el problema educativo en el país no se va a resolver quitando presupuesto a la educación superior, tal y como lo sugiere el FMI.

“Nicaragua debe fortalecer todo el sistema educativo, fortalecer la educación a todos los niveles, de todos los subsistemas educativos, incluyendo la educación formal, informal y no formal”, dijo Talavera.

“Nosotros demandamos como siempre, que el FMI y todos los organismos internacionales respeten la soberanía nacional, respeten la dignidad del pueblo de Nicaragua y en este caso respete la dignidad de la comunidad universitaria, porque ni antes, ni ahora ni después nos dejaremos pisotear”, señaló Talavera.

Aseguró que la comunidad universitaria ha defendido, defiende y seguirá haciéndolo y más con las pretensiones del FMI.

“Nosotros creemos que es importante tener los acuerdos con los organismos internacionales, saludamos que se tengan los acuerdos, son necesarios para Nicaragua, pero lo mismo tienen que hacerse bajo una discusión seria y basados en nuestras propias realidades económicas, sociales, culturales, en la propia visión del desarrollo humano nicaragüense”.

No al aumento de la edad, ni semanas cotizadas

El CNU manifestó su rechazo al aumento de la edad para jubilarse y al incremento de las semanas cotizadas al Seguro Social, ya que en las actuales condiciones de la economía mundial, es casi imposible tener un empleo asegurado por 20 años.

“Creemos que debe hacerse un análisis de fondo, un análisis estructural y una visión seria de la seguridad Social. Si se llegara ampliar y más en las proporciones que está planteado de pasar a 750 a mil 800 semanas, haría que la mayor parte de los hoy jóvenes nunca llegarían alcanzar ese periodo de semanas acumuladas para tener una digna jubilación”, dijo Talavera, al calificar la propuesta del FMI como “simplista” y que no contribuye a la seguridad social.

Con la relación a las reformas tributarias, dijo que las mismas no deben girar con un fin “recaudatorio”, sino una que aporte recursos para la implementación del Plan de Desarrollo Humano que el país requiere, para enfrentar la pobreza, el atraso y seguir promoviendo el desarrollo integral de los nicaragüenses.

“Debe ser una reforma tributaria en el cual el que más gana, más pague. Debe ser una reforma tributaria bajo la perspectiva de solidaridad. Debe ser una reforma que fortalezca la capacidad de recaudación del Estado y que centre esfuerzos en reducir la evasión fiscal y no una que afecte a los sectores más empobrecidos. Debe ser una reforma que no afecte el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas”