En estos últimos meses ha habido una reducción de lluvias de aproximadamente un 50 a 70 % de las precipitaciones normales, sin embargo se espera que para los meses de septiembre a octubre el déficit de precipitaciones sea menor que el transcurrido hasta ahora del período lluvioso.

La declaración la hizo el doctor José Antonio Milán Pérez, asesor del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) y el ingeniero Marcio Baca, director de meteorología de la institución durante una conferencia de prensa este jueves.

De acuerdo con los dos estudiosos del clima, la declaración fue basada en el estudio del equipo de meteorología del INETER sobre los últimos 40 años del clima, incluyendo los períodos bajo influencia del fenómeno de El Niño.

De acuerdo con ese estudio, las perspectivas del segundo período lluvioso, que es el comprendido entre los meses de agosto-septiembre y octubre, son de una mayor cantidad de caída de lluvias que entre mayo y julio, especialmente en la zona Pacífica del país y en las regiones norte y central, cuando se registró un importante déficits de precipitaciones.

Destacó el compañero Milán que en la costa Caribe de Nicaragua, las precipitaciones han estado muy cercanas a sus valores históricos, pero añadió que en agosto se podría mantener los déficits similares registrados a la primera mitad del periodo de invierno, pero se espera que por el potencial lluvioso de los meses de los meses de septiembre y octubre, los déficits podrían reducirse.

El ingeniero Marcio Baca por su parte dijo que los meses de septiembre y octubre son los dos meses que normalmente repuntan en los acumulados de lluvia, la cantidad de lluvias y añadió que normalmente el volumen caído en estos dos meses, supera en un 40 por ciento a la cantidad de lluvia que cae en los meses de mayo, junio y julio.

Al haber mayor cantidad de volumen de lluvia, estos déficits se verán reducidos en relación a esta primera parte del período sub lluvioso de mayo, junio y julio, explicó el meteorólogo.

Información de series históricas de 40 años

Aseguró el compañero Baca que la información otorgada está elaborada sobre una base de un análisis de series históricas de unos 40 años de datos continuos, las que son sumadas a la información de 140 estaciones meteorológicas.

Sobre las temperaturas dijo que hay una influencia de altas presiones y poca nubosidad por tanto hay mayor radiación solar y las temperaturas máximas se han registrado en Chinandega y León, que son las áreas de más calor en Nicaragua.

Destacó que en esto momentos las temperaturas oscilan entre 35 y 36 grados para las regiones occidentales de Nicaragua y añadió que se cree que el período canicular dilatará hasta el 20 de agosto.