El mal tiempo fue la causa más probable del accidente del vuelo de Air Algerie ocurrido en Mali, en África occidental, que provocó la muerte de las 118 personas a bordo, dijeron el viernes funcionarios franceses.

Los investigadores que están en el lugar del accidente en el norte de Mali concluyeron que el avión McDonnell Douglas MD-83 se desintegró cuando chocó contra el suelo en la madrugada del jueves, lo que sugiere que es improbable que haya sido víctima de un ataque.

"Soldados franceses que están en el terreno han comenzado las primeras investigaciones. Tristemente, no hay sobrevivientes", dijo el presidente francés, François Hollande, a periodistas.

La cifra de muertos, originalmente informada en 116 personas, fue revisada a 118 tras la divulgación de una lista final de pasajeros a bordo.

Un conteo previo de 51 franceses entre los fallecidos también fue actualizado a 54 por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia para incluir a aquellos que tenían doble nacionalidad.

Soldados franceses, malienses y holandeses de la fuerza de paz de la ONU MINUSMA acordonaron el lugar de la tragedia, ubicado a alrededor de 80 kilómetros al sur del poblado de Gossi, en el norte de Mali, cercano a la frontera con Burkina Faso.

Francia desplegó soldados en Mali el año pasado para detener una insurgencia respaldada por Al Qaeda y tiene unos 1.600 soldados apostados en el país, principalmente en la ciudad norteña de Gao.

Funcionarios galos dijeron que no había señales de actividad de insurgentes en el área en que cayó el avión.

Las autoridades malienses dijeron que abrirán una investigación internacional sobre el vuelo AH5017, que se estrelló menos de una hora después de abandonar la capital burquinesa, Uagadugú, en su ruta a Argel.

Funcionarios de aviación perdieron contacto con el vuelo el jueves a las 0155 GMT, tras una petición del piloto para desviar la ruta debido a una tormenta.

Hollande dijo que una de las cajas negras ya había sido recuperada y que sería analizada rápidamente.

"Los restos del avión se concentran en un área pequeña, pero es demasiado pronto para sacar conclusiones. Hay teorías, sobre todo climáticas, pero no estoy excluyendo ninguna", dijo Hollande.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, afirmó que el sitio donde se estrelló el avión cubre un área de 300 metros por 300 metros y que está a una distancia de seis horas en automóvil desde Gossi, lo que hace más difícil el acceso de los equipos forenses al lugar.

RESTOS ESPARCIDOS

Fabius dijo que los cuerpos serán llevados primero a Gao para ser repatriados "lo antes posible".

La agencia de policía internacional Interpol afirmó que enviará a un equipo para ayudar a identificar a las víctimas, que provenían de 15 países diferentes.

Este nuevo accidente aéreo sumará preocupación a la industria después de que una aeronave de Malaysia Airlines fue derribada sobre Ucrania la semana pasada y de que un vuelo de TransAsia Airways se estrelló en Taiwán el miércoles en medio de una tormenta.

Un funcionario local en el poblado de Gossi dijo a Reuters el jueves que pastores locales que afirmaron haber visto la caída del avión le aseguraron que el aparato estaba en llamas antes de estrellarse en el suelo.

Autoridades de Burkina Faso informaron que la lista de pasajeros incluía también a burquineses, libaneses, argelinos, luxemburgueses, canadienses, alemanes, un belga, un egipcio, un suizo, un nigeriano, un camerunés, un ucraniano y un maliense.

La compañía aérea española Swiftair, que era propietaria del avión, confirmó que los seis miembros de la tripulación eran españoles.