Para 72 familias campesinas del municipio de San Rafael del Sur, el Bono Productivo Alimentario viene a representar no solo un apoyo en su seguridad alimentaria sino también la posibilidad de multiplicar los recursos recibidos para poder así tener una mayor estabilidad económica en el hogar.

Estas familias recibieron este jueves el bono consistente en 10 aves de corral, una cerda reproductora, 7 plantas, dos quintales de concentrado para cerdo, un quintal de concentrado para gallinas, malla ciclón, 6 láminas de zinc y semillas de hortalizas.

Al ser consultadas sobre esta entrega, las mujeres protagonistas aseguraron sentirse empoderadas y felices, ya que esto significa un gran regalo que Dios les ha enviado a través del Gobierno Sandinista.

“Este es un cariño del Presidente Daniel. Nosotros nos sentimos bien agradecidos con él porque nos va a ayudar a salir de la pobreza”, dijo Carmensa García, habitante de la comunidad El Jicaro.

Estas familias explicaron que ahora podrán vender huevos y criar cerdos, algo que difícilmente harían sin el apoyo del gobierno.

“Me siento muy feliz, muy contenta porque el gobierno nos está regalado cerdos, gallinas, concentrados, platinas, mallas. Yo creo que esto nos va a ayudar de mucho porque somos pobres”, indicó la señora Gladis Córdobas, pobladora de la comunidad Santa Rita del Este.

El alcalde de San Rafael del Sur, Noel Cerda, explicó que lo que el gobierno busca con este programa es dignificar la vida de las familias rurales.

“Esto es parte del proceso de dignificación a las familias por parte del comandante Daniel y de la compañera Rosario, (es decir), tratar de impulsar la economía de las familias pobres para que ellos puedan tener capacidad de alimentar a sus hijos”, expresó Cerda.

El alcalde subrayó que en este municipio ya son 1 mil 490 las familias beneficiadas con el Bono Productivo Alimentario.