El Embajador de Palestina en Nicaragua, Mohamed Saadat, denunció la naturaleza del movimiento sionista israelí cuyo objetivo es expandirse a los territorios palestinos por medio de la guerra contra el pueblo palestino.

Israel está implementando “un terrorismo de estado que refleja la naturaleza del movimiento sionista, representado por Israel, es una naturaleza criminal que tiene como único objetivo la expansión y tiene como mecanismo para la expansión aplicar masacres. Esto siempre lo han hecho desde antes de 1947, y en los últimos años lo están repitiendo, lo hicieron en 2008, 2009, 2012 y actualmente en 2014”, indicó Saadat.

El diplomático palestino informó que desde el recrudecimiento de los ataques sionistas hasta la fecha se contabilizan más de 750 palestinos asesinados, cerca de 5 mil heridos y casi 3 mil casas destruidas.

“Estas cifras reflejan el nuevo nazismo que está Israel aplicando contra nuestro pueblo. Todo lo está haciendo con el objetivo de obligar a nuestro pueblo a dejar su tierra para que ellos sigan en la construcción de los asentamientos. Esto ellos empezaron a hacerlo a raíz de la declaración de Israel del fracaso del proceso de negociación y también a raíz de la formación del gobierno de reconciliación nacional palestino, que ellos no quieren que se forme”, valoró.

“Ellos ahora no quieren que el mundo hable del derecho palestino de construir nuestro estado independiente, de seguir en las negociaciones, quieren desviar las atención internacional”, explicó.

“Ante esta situación que se esta llevando acabo en palestina, la responsabilidad de la comunidad internacional es muy importante para poder poner fin a esta mentalidad criminal que se está desarrollando a través de Israel en el mundo porque esto forma un gran peligro para toda la comunidad que quiere vivir en paz y justicia”, aseguró.

Saadat reiteró la necesidad de aplicar una protección internacional para el pueblo palestino. “Esto solamente se puede hacer a través de la aplicación de sanciones a Israel para que acepte la aplicación de la ley internacional y para que acepte el reconocimiento de nuestro Estado”, indicó.

“El origen de todo esto es el rechazo de Israel del reconocimiento de nuestro Estado independiente. Esto puede afectar a la región y a todo el mundo, porque la situación en Medio Oriente es una situación complicada y cualquier conflicto se puede reflejar en todo el mundo”, concluyó el Embajador Mohamed Saadat.