El embajador palestino Mohamed Saddat, junto con el compañero Paul Oquist, asesor presidencial del Gobierno del Presidente Daniel Ortega y el Viceministro de Relaciones Exteriores, compañero Orlando Gómez, develaron la tarde de este miércoles en el Parque Palestina, de Altamira, un mural que representa 34 años de relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

La develización y celebración de los 34 años de establecimiento de relaciones diplomáticas se realizó ante la comunidad palestina en Nicaragua y ante representantes diplomáticos de distintos países como Venezuela y Cuba, así como de organismos de solidaridad nicaragüenses con ese país.

Al respecto el representante diplomático palestino en Nicaragua, Mohamed Saddat, destacó que las relaciones entre Palestina y Nicaragua no comenzaron hace 34 años, sino que recordó que comenzaron mucho antes entre el Frente Sandinista de Liberación Nacional y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Añadió el embajador Saddat que entre las dos organizaciones “ha habido una rica historia de lucha común, en la cual tuvimos muchos mártires comunes a quienes estamos rindiendo homenaje con este mural, el cual refleja esta larga historia de solidaridad y lucha por los intereses de nuestros pueblos”.

Afirmó el diplomático que con la actual invasión del gobierno israelí a la franja de Gaza, han muerto más de 700 palestinos, han resultado más de cuatro mil 300 heridos, mas de 300 casas y mezquitas quedaron destruidas, además que hay unos 150 mil desplazados de sus casas.

El embajador dijo que la invasión se dio a raíz de la declaración del fracaso de las negociaciones por parte de Israel y afirmó que el objetivo de la invasión es la expansión para construir más bloques de casas, por lo que pidió la protección internacional para el pueblo palestino.

Relaciones dinámicas

Por su lado el asesor presidencial, Paul Oquist manifestó a nombre del comité de solidaridad con el pueblo palestina, que “las relaciones entre Nicaragua y Palestina se han visto dinamizadas por un entrañable vínculo de apoyo a las causas libertarias de nuestros pueblos, por el compromiso mutuo de lucha por la paz y por la visión de futuro de profundizar nuestras relaciones en otros ámbitos de desarrollo de nuestras naciones”.

Recordó que las relaciones diplomáticas entre Nicaragua y Palestina se establecieron en 1984 durante la visita del líder palestino Yasser Arafat a Nicaragua, ocasión en que fue recibido por el presidente nicaragüense, comandante Daniel Ortega Saavedra.

Pedazo de la historia

Saludó a su vez el esfuerzo de la embajada palestina, junto con otras instituciones del gobierno central y municipal, con el acompañamiento del comité de solidaridad con Palestina y de la comunidad del barrio Altamira, por dedicar creatividad, recursos para el embellecimiento del parque y del mural, en el cual se ilustra la unidad entre los dos pueblos.

Señala Oquist que el mural destaca “las imágenes de héroes y mártires de la lucha común por la libertad de nuestros pueblos, incluyendo nuestro mártir común Patricio Argüello Ryan, que cayó en la lucha por la causa palestina”.

Manifestó además que ilustra el momento cuando el líder palestino Yasser Arafat se reunió con el presidente Daniel Ortega durante su visita a Nicaragua en la celebración del primer año de la Revolución Sandinista.