El Programa de Frijoles Solidarios continúa llegando a los diferentes barrios del país como una forma de dar alivio a los bolsillos de las familias nicaragüenses.

El frijol solidario tiene un precio de 15 córdobas, es decir, unos 10 córdobas menos que en los mercados y pulperías.
Algunas de las familias que aprovecharon este apoyo del gobierno fueron las del barrio Santa Ana Norte de Managua, donde el puesto móvil llega de manera regular para abastecer los hogares con este importante producto de la canasta básica.

La señora Sonia Concepción Serrado vende frijoles cocidos en este barrio capitalino y aseguró que el programa viene a garantizar el acceso a la comida diaria.

Explicó que cuando empezaron a subir los precios de los frijoles, ella tuvo que detener la venta.

“Ya con esto (la llegada de los frijoles solidarios), estamos vendiendo (nuevamente)”, indicó.

De la misma forma se expresó el joven Juan José Lugo, quien compró 10 libras de frijoles a 150 córdobas, lo cual significa un ahorro de 100 córdobas.

“Con los otros 100 córdobas se puede comprar el arroz, el aceite, el pollo, la carne”, señaló Lugo.

El programa de Frijoles Solidarios vende a cada familia un máximo de 10 libras, y 30 libras si se dedica a la venta de frijoles cocidos.