La gripe es una de las enfermedades típicas del otoño y del invierno y está causada por el virus influenza.

Como en ciertos casos puede tener consecuencias graves, los méidos recomiendan apostar a la prevención, evitando el contagio a través de las secreciones respiratorias de las personas infectadas.

Esto ocurre cuando ellas tosen o estornudan, o a través de la manipulación de objetos contaminados.

Prevenir en el transporte público
- Lavarse las manos con agua y jabón antes y después de viajar.
- cubrir la nariz y la boca al estornudar o toser usando el pliegue del codo o con un pañuelo descartable.
- No consumir alimentos mientras se viaja.
- Tener ventilado el transporte sin cerrar por completo las ventanillas.

Prevención en el lugar de trabajo
- En los baños mantener jabón líquido, papel higiénico y toallas de papel.
- Limpiar las superficies y demás elementos de uso común en forma frecuente con alcohol.
- Ventilar todas las áreas de la oficina.
- Mantener limpios espacios destinados a la elaboración y consumo de alimentos.
- Mantener en condiciones de uso y limpios los servicios sanitarios.
- Mantener los cestos de basura con bolsas plásticas.

Prevención en el hogar
- No compartir ni cubiertos ni vasos.
- Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos.
- Ventilar los ambientes, permitiendo la entrada de sol.
- Mantener limpios los picaportes y objetos de uso común.