El Real Madrid ya tiene a sus dos primeros fichajes de la temporada. En un intervalo de una semana, Toni Kroos y James Rodríguez se han vestido la elástica blanca y han sido presentados en el Santiago Bernabéu. Pero el mercado de fichajes no para, y el Real Madrid sigue buceando en él. Siga el mercado de fichajes de la temporada 2014-2015.

De hecho, ya tiene casi cerrada su siguiente incorporación. Se trata del costarricense Keylor Navas. Tal y como informa As, el que aún es guardameta del Levante podría estar a pocos días de ser jugador del Real Madrid. Aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo, éste no tardará en producirse.

Un hecho habla por sí solo: el portero tico ya se está despidiendo de sus compañeros levantinistas a través de mensajes. Keylor Navas va anticipando su despedida, sabedor de que el 'sí' del equipo valenciano no está muy lejano. Es solo cuestión de tiempo.

El acuerdo se cerrará por diez millones de euros, la cantidad de la cláusula del jugador. No obstante, todo indica que se hará de forma amistosa, en una fórmula muy parecida a la empleada por el Atlético de Madrid en las ventas de Diego Costa y Filipe Luis al Chelsea. De esos diez millones, ocho serán para el Levante y dos para el propio Keylor.

Todo podría acelerarse en los próximos días. El director general blanco, José Ángel Sánchez, ha retrasado su viaje a la concentración del equipo en Estados Unidos para poner el broche a la operación.

Cuatro ocupantes
Cuando se concrete la llegada de Keylor Navas, el Real Madrid tendrá un exceso de porteros. Al costarricense se sumarán Iker Casillas, Diego López y Jesús Fernández. Éste último ya ha recibido la orden de buscar equipo, y el problema está en los otros dos.
Diego López es el que más claro ha dejado que no quiere irse del Real Madrid, pero fue ofrecido en la negociación por James Rodríguez (con un 'no' del jugador), lo que indica un interés del club en venderle.

Lo que ocurra con Iker Casillas es aún una incógnita. Tras varias conversaciones con diferentes estamentos del club, parece que el meta tiene intención de quedarse, pero se trata de un tema de sensaciones. Iker no ha sido tan contundente como se habría deseado en Concha Espina, y por eso la inseguridad en torno a él permanece. Las próximas semanas acabarán con los rumores.