Real Madrid hizo oficial el traspaso del colombiano, James Rodríguez, jugador que será refuerzo por las próximas seis temporadas. El conjunto blanco pagó más de 100 millones de dólares por los servicios del cafetalero a Mónaco.

Sin embargo, el fichaje de James Rodríguez no es el más caro de la historia a pesar de la alta suma de dinero que tuvo que pagar Real Madrid.

Según el diario L'Equipe, Cristiano Ronaldo sigue siendo la transacción más cara de la historia del futbol. El delantero lusitano fue contratado por Real Madrid en el 2009 luego de que la escuadra española pagara 127 millones de dólares por sus servicios a Manchester United. El ariete portugués se ha convertido en uno de los máximos ídolos de la afición y más porque fue pieza clave para que el equipo se llevara la décima Champions League.

En segundo lugar se ubica el galés, Gareth Bale quien hace un año protagonizó uno de los fichajes más caros de la historia. Bale fue adquirido por la escuadra Merengue por 122 millones de dólares. En su primera temporada como jugador blanco, Gareth ganó la Copa de Rey y la Champions League.

Neymar Jr. está en la tercera plaza luego de que el Barcelona pagara la temporada pasada más de 115 millones de dólares por sus servicios a Santos de Brasil. Por una cantidad similar, la escuadra blaugrana fichó hace algunos días al ariete charrúa, Luis Suarez. El cuadro culé pagó por el uruguayo casi 110 millones de dólares a Liverpool, convirtiéndolo en el cuarto fichaje más caro de la historia.

Al uruguayo le sigue el cafetalero, James Rodríguez, joven ariete colombiano que brilló en la Copa de Mundo de Brasil 2014. La escuadra galáctica pagó 107 millones de dólares por el cafetalero, oferta que Mónaco acepto a pesar de que el jugador tenía solo un año con la plantilla francesa.

Entre los últimos lugares de los fichajes más caros de la historia se encuentra el ex mediocampista francés, Zinedine Zidane, jugador por el cual Real Madrid pagó en su momento más de 100 millones de dólares. Al francés le sigue el astro sueco, Zlatan Ibrahimovich, delantero por el que Barcelona pagó más de 90 millones de dólares. Mientras que los traspasos de Kaká a Real Madrid, Edinson Cavani al Paris Saint German y Luis Figo a los Merengues completan la lista.