Con la viva llama de la antorcha de la libertad en manos, estudiantes de León recorrieron las principales calles de esta ciudad, conmemorando el 55 Aniversario del tránsito a la inmortalidad de los héroes y mártires de la masacre del 23 de julio (1959), perpetuada por la genocida Guardia Somocista.

Frente al monumento de la Cancha 23 de Julio, los estudiantes recordaron aquellos difíciles tiempos del régimen somocista en que, enardecidos por la masacre ocurrida un 22 de junio del mismo año en el Chaparral (frontera entre Nicaragua y Honduras), tuvieron que salir a las calles a protestar, motivo por el que también fueron asesinados 4 compañeros.

El rector de la UNAN, Managua, compañero Octavio Guevara, rememoró que esta fecha en que ocurrió la masacre fue clave, justamente porque un año antes (27 marzo, 1958), esta Alma Mater había obtenido su autonomía, y los estudiantes jugaban un papel preponderante en la defensa de los derechos del pueblo.

“Ahora, el compromiso de las nuevas generaciones es mantener viva la llama que dejaron los héroes, quienes aportaron para el derrocamiento de la dictadura militar somocista”, señaló el rector, frente al monumento que guarda la memoria de Erick, Sergio, José y Mauricio, los cuatro compañeros asesinados en aquella época.

Por su parte, la leonesa Flor de María Valle, destacó que el legado de estos héroes se mantiene vigente en la Ciudad Universitaria, en la medida que las familias son más eficientes, y hacen el trabajo con mayor calidad y comprometidos con el desarrollo del país.

“Nosotros sabemos que en los momentos que ellos vivieron fueron acribillados por la dictadura, no son comparados a los Nuevos Tiempos que tenemos ahora en Nicaragua, una Nicaragua de Paz, una Nicaragua de Unión, una Nicaragua llena de esperanzas”, anotó.

Katherin Marcela Morales, estudiante del Instituto Nacional de Occidente ‘Benito Mauricio Lacayo’, “destacó que lo más importante es que a 55 años de aquella masacre en León, ahora los jóvenes y todo el pueblo de Nicaragua, respira tiempos de Paz”.

“Para mí es un honor este día llevar la antorcha, porque representa que el legado de nuestros héroes sigue vivo. El Presidente Daniel dijo que tenemos que luchar por tener un país libre de drogas y violencia, y siempre preservar la paz”, manifestó Morales.

Las familias de León continuaran conmemorando la tarde de este miércoles a los héroes del 23 de julio. Se espera que durante el acto central (4:00 p.m.), autoridades de la UNAN, León, entreguen la orden Fernando Gordillo.