Acto en Homenaje a [email protected] [email protected] caí[email protected] el 19 de Julio, después de la Celebración del 35/19. 21 de Julio del 2014:

Palabras de Rosario

Muy buenas tardes, queridas Familias de nuestra Nicaragua, Bendita, Linda, y Siempre Libre... Esta Nicaragua que se ha Unido en el Amor, que se ha Unido en la Reconciliación; que se ha Unido en el Dolor, sin rencor... En el Dolor que no promueve Odio; en el Dolor, que pide a Dios Consuelo y Fortaleza, para seguir llenando la Patria, los Hogares, las Conciencias, de Amor Sublime, de Espiritualidad profunda; de Conciencia Crecida; de Alas para volar por encima de la pequeñez, de la miseria, de todas las pobrezas.

Porque nos hemos propuesto avanzar contra la pobreza, y no solo la pobreza material, sino, la pobreza de Espíritu.  Esa que lleva a unos cuantos, a unos pocos, a conservar otras Culturas... Culturas trasnochadas, sentimientos trasnochados; sentimientos desfasados, que ya no calzan en estos Horizontes, que gracias a Dios y de la Mano de Dios, hoy evitamos.  Horizontes de Tranquilidad, de Trabajo y Paz.  Horizontes para profundizar la Paz, y para generar, entre [email protected], desde el Trabajo, la Prosperidad que merecemos, la Prosperidad que [email protected] queremos.

Esta mañana comentábamos, que cuando estábamos recorriendo las calles atestadas de nicaragüenses que venían, que vinieron a Conmemorar este 35/19, veíamos en sus ojos la Esperanza crecida, y la necesidad de la Esperanza.  Y para [email protected], esa Esperanza crecida y esa necesidad de Esperanza, se convierte en Compromiso de Unidad, y de Servicio.

Para [email protected], como Equipo de Trabajo de nuestro Comandante-Presidente, esa Esperanza y esa necesidad de Esperanza, és compromiso de buscar cómo servirle mejor cada día a nuestro Pueblo, para que vayamos haciendo [email protected] [email protected], realidad cada uno de esos Sueños, cada una de esas Esperanzas.

Porque gracias a Dios tenemos un Pueblo, somos [email protected], [email protected], Seres Humanos ya Mejores, Seres Humanos que hemos venido recorriendo tantos Caminos, y aprendiendo tanto; y Seres Humanos que hemos recorrido esos Caminos y hemos aprendido tanto, porque tenemos Fé, y porque estamos llenos de Amor. Y somos capaces, entonces, de trascender todas las miserias.

Y le pedimos a Dios que nos permita continuar elevándonos, sobre todas las miserias... Promoviendo siempre el Bien Común; siendo Instrumentos de Paz, de Cariño.  Siendo todo el tiempo no solo Mensajeros, sino, Actores, Protagonistas del Cariño, de la Paz, de la Hermandad.

Decimos que en Nicaragua hay Libertad; la Dignidad está en alto; hemos alcanzado una Práctica Fraternal y Solidaria. Y así queremos seguir !  Y ese és el mejor Homenaje que podemos rendir, todos los días, como rendimos Homenaje todos los días a nuestros Héroes, a nuestros Mártires, a nuestros Profetas, a nuestros Grandes Maestros... El mejor Homenaje és seguir construyendo el Porvenir, en Libertad, Dignidad, Fraternidad, con Conciencia de Patria, de Patria Buena, de Patria Linda, de Patria para [email protected]; de Patria Cristiana, Socialista y Solidaria !

Desde la Casa de los Pueblos, donde nos congregamos para trabajar para ustedes, [email protected], todos los días; con esta Juventud que avanza por Caminos de Compromiso, queremos decirles que somos un Solo Corazón, sintiendo Dolor y Amor, y convirtiendo esos sentimientos profundos y esenciales en avance de nuestras Conciencias, en aprendizaje, y sobre todo en la capacidad que debemos seguir cultivando, para que desde el Amor seamos Fuertes, seamos Valientes, seamos Capaces de ser Serenos, de ser Calmos, y de ser Sabios.

Nicaragua quiere Sabiduría, y la Sabiduría és el Amor... Nicaragua quiere avances, y el avance és lo que hemos podido constatar estos días cuando sabemos que, de la oscuridad, aquella oscuridad de conflicto, hemos pasado a habitar la Luz, y vivimos en la Luz ! Y vamos a seguir habitando la Luz, con la Fuerza formidable del Espíritu, de la Valentía, de la Capacidad de soñar y de hacer que tiene todo el Pueblo nicaragüense.

Vamos pedirle a Su Eminencia Reverendísima el Cardenal Miguel Obando y Bravo, que nos enseñó a avanzar por Sendas de Reconciliación, de Amor, de Unidad, de Perdón, de Encuentro, de Alianza, de Diálogo, de Consenso, que invoque al Altísimo, por [email protected] [email protected], por sus Familias, por los que están convaleciendo; y por todo el Pueblo nicaragüense, para que aprendidos como estamos, sigamos creciendo y aprendiendo a vivir y a convivir con la Esperanza como necesidad y como Bandera en alto.

Gracias, Eminencia, por acompañarnos siempre; y gracias por esta Oración que va a hacer por [email protected] [email protected], y por Nicaragua.

Invocación al Altísimo de Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo

En el Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén.  Tú que no has venido a condenar sino a perdonar... ¡Señor, ten piedad! Tú que has dicho que hay Gran Fiesta en el Cielo por un pecador que se arrepiente... ¡Cristo, ten piedad! Tú que perdonas mucho a quien mucho ama... ¡Señor, ten piedad! Dios Todopoderoso tenga misericordia de nosotros, y de [email protected]; perdone nuestros pecados y nos lleve a la Vida Eterna. Amén.

Oh Dios, que resucitaste a tu Hijo para que venciendo la muerte entrara en tu Reino, concede a tus [email protected], Vilma Esther, Yader Germán y Yelzin, [email protected] que han superado su condición mortal, puedan contemplarte para siempre como su Creador y Salvador. Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que es Dios, y Vive y Reina contigo en la Unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Que la Bendición de Dios el Señor esté con ustedes. Y la Bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre [email protected] ustedes. Amén. Podemos ir en Paz, demos gracias al Señor Nuestro Dios. Gracias.

Palabras de Daniel

Ayer, o antes de ayer, el Sábado 19, nos reuníamos para Cantar... un Día de Alegría, un Día de Celebración; un Día de Compromiso con el Futuro de nuestro Pueblo, con el Presente y el Futuro de las Familias nicaragüenses, que quieren Bienestar, quieren una Vida Digna, quieren Salud, quieren Educación, quieren Trabajo.

Hoy nos reunimos aquí en la Casa de los Pueblos, para rendir Homenaje y sumarnos a las Oraciones que ha elevado al Altísimo Su Eminencia el Cardenal Miguel; rendir Homenaje a cinco [email protected] nicaragüenses... nicaragüenses. Porque, el primer sello que [email protected] llevamos aquí en Nicaragua es, nicaragüenses; y el primer sello que llevamos aquí en Nicaragua es, [email protected] Es raro el nicaragüense, Católico o Evangélico, que no haya sido bautizado, ¡[email protected] [email protected]! Y mucho más raros y excepcionales los que no son Creyentes, a los cuales respetamos.

Cinco [email protected] nicaragüenses [email protected], o [email protected] nicaragüenses, y que habían llegado aquí a la Ciudad de Managua, a la Plaza La Fé, para un momento de Celebración de la Patria, del Pueblo, de la Nación. Un momento de Celebración que trasciende incluso a la misma Nicaragua, porque es  un momento de Celebración donde se unen Pueblos del Mundo con el Pueblo nicaragüense.

Porque esa fecha recuerda un Acto de Fé hacia la Liberación del Pueblo nicaragüense... el 19 de Julio. Y no es casual que el 19 de Julio de 1979 en esta Plaza de la Revolución, que la tenemos aquí frente a la Casa de los Pueblos, nos encontrábamos con Su Eminencia el Cardenal Miguel... Aquí estábamos celebrando esa Gran Fecha, ese Gran Día, que para ser exacto lo celebramos el día 20 de Julio.

El 19 Nicaragua ya estaba liberada, pero por razones de transporte de [email protected] [email protected] Compañ[email protected] que estaban en las Regiones, incluyendo nosotros que nos encontrábamos en León, el Acto se realizó el día 20; pero la fecha fue el 19. Y ahí estaba el Cardenal con nosotros, y Monseñor Manuel Salazar estaba con nosotros, que era el Arzobispo de León. Él había venido con nosotros en la Marcha desde León hasta Managua; veníamos en un camión de bomberos, recuerdo. Y así entramos hasta esta Plaza, a encontrarnos con el Cardenal que ya se encontraba en la Plaza.

El 19 de Julio, por lo tanto, trasciende en la Historia de nuestro País, y en la Historia de los Pueblos de Nuestramérica, y del Mundo, ya se ha convertido en un Día de Fiesta. Y el 19 es una Fiesta llena de Alegría, llena de Amor, llena de Cantos, llena de Bailes, llena de mucha Esperanza; sobre todo, de mucha Fé, y de mucho Amor por la Paz nicaragüense, y del Mundo.

Y lo que más claman en estos momentos es por la Paz... La Paz, sacudida en otras Zonas, en otros Territorios. Y nosotros nos unimos el día 19, y nos unimos hoy a esos clamores de Paz, para que reine la Paz en esas Tierras donde todavía hoy están sonando los cañones, están los aviones bombardeando, y están muriendo Hombres, Mujeres, Niñ@s; Familias enteras están siendo arrasadas en estos momentos. Y está la protesta mundial, la condena mundial, y tenemos la Fé que en medio de ese infierno va a reinar la Paz.

Ya en Nicaragua sí, la Paz la conquistamos... Y la conquistamos, porque el 19 de Julio conquistamos el Derecho a ser Libres, pero todavía tuvimos que batallar. Y la conquistamos con un Proceso de Paz, que como les explicaba el 19 de Julio, fue promovido e impulsado por el ex-Presidente Vinicio Cerezo, de Guatemala.

En ese Proceso estuvo presente otra vez Su Eminencia el Cardenal, ¡no podía estar ausente! y la Conferencia Episcopal. Y en medio de aquellas discrepancias nos reuníamos, porque teníamos discrepancias, pero nos reuníamos y conversábamos y uníamos esfuerzos para enterrar la guerra, y alcanzar la Paz.

Y en esas circunstancias el Cardenal Miguel fue el Presidente de la Comisión Nacional de Reconciliación de nuestro País, acompañado de un Líder Evangélico, el Reverendo Gustavo Parajón, que en Paz Descanse. Eran los Líderes Religiosos que encabezaban la Comisión de Paz. Y fueron Sacerdotes, Delegados de la Palabra, Pastores en todo el País, en todos los Territorios, los que contribuyeron con el Gobierno, con el Pueblo, para que finalmente tuviésemos la Paz en nuestro País.    

Hoy nos reunimos para rendirles Homenaje a [email protected] cinco [email protected] nicaragüenses que han sido víctimas de la violencia, de la irracionalidad. Porque, ¿a quién le habían hecho daño [email protected] [email protected], con venir a la Plaza a cantar, a celebrar? ¿A quién le hacían daño? Pero, todavía está ahí la mala levadura... en la Humanidad entera está la mala levadura; y la Paz, la Solidaridad hay que estarla cultivando todos los días. No es un asunto de decretarla, porque para Decretos, la Paz está decretada ya en los Organismos Internacionales.

Y a nivel local, tenemos nosotros el privilegio, gracias a Dios, de ser Nicaragua uno de los Países más Seguros, con más bajos índices de asesinatos, crímenes, ¡en el Mundo!  Pero claro que Nicaragua no está ausente de los crímenes ni los asesinatos... ¡están presentes todavía!

Llegará el día, y ese es un Sueño, llegará el día en que ya no se presentarán estos hechos de violencia... ¡llegará el día! Será el Día del Reino de Dios, entonces ya no habrá hechos de violencia, ya [email protected] no se estarán matando, asesinando.  Es una constante en el Mundo, y por eso se llevan esos índices de violencia, y por eso es que Nicaragua despierta tanta admiración, por ser un País con los más bajos índices de violencia.

Y esto que aconteció el sábado por la noche no son más que manifestaciones de esos índices de violencia que están ahí presentes en nuestro País.  Son manifestaciones de rencor, de odio; porque, para asesinar, para matar, hay que llevar adentro mucho rencor y mucho odio, para convertirse en asesino hay que llevar adentro mucho odio, mucho rencor.

Y fallecieron como resultado de esta masacre... ¡una masacre! Fue una emboscada, estaban [email protected] sobre la carretera, con fusiles, con escopetas, y dispararon sobre los buses que transportaban parte de las Familias que habían venido aquí a la Celebración. Personas que regresaban en Paz, tranquilas, a sus lugares de origen en las Zonas del Norte de nuestro País.

Fallecieron... Vilma Gómez Benavides, una Mujer de 48 años de edad, de San Juan de Limay, del Departamento de Estelí. Una Mujer Protagonista del Bono Productivo, o sea, una Mujer que venía de la extrema pobreza, y se había incorporado ya a dignificar su Vida y la de su Familia, con el Bono Productivo. Con dos hijos: Glenda Lisette de 28 años, y Elvin Ariel de 23 años. El nombre de la mamá de Vilma Gómez Benavides... María Leonor. A [email protected] [email protected] les hacemos llegar nuestras Condolencias, nuestras Muestras de Solidaridad y, nuestro compromiso para que las Autoridades lleguen a fondo; capturen y castiguen.

Aquí no se trata de ir por la vía de la venganza, ¡no podemos ir por la vía de la venganza! Si cogiéramos el camino de la venganza, estaríamos traicionando los Compromisos que hemos asumido con la Paz que hemos venido construyendo. Entonces, aquí tenemos Autoridades que son competentes para investigar, detener, poner a la orden del Juez; la Fiscalía, y luego juzgar y sancionar cuando el caso y las pruebas así lo demuestren.

Esther Lidia Gómez Barrera, ¡otra mujer! 28 años, una mujer joven; de San Juan de Limay también. Deja a una niña de 3 años, tenía una niña pequeña, de tres años... Marcela. Los nombres de sus padres: Antonio Vásquez y Gloria Barrera. Para [email protected] [email protected] nuestras Condolencias, nuestra Solidaridad, nuestro Amor, que es de todo el Pueblo de Nicaragua.

Yader Francisco Sáenz Potoy, 22 años, ¡un muchacho! originario de la Comunidad de Ciares; Obrero Agrícola y Estudiante de Secundaria a Distancia; Estudiaba Sabatino. En los Programas que hemos venido desarrollando ahora, Sabatinos, ahí estudiaba. Es decir, un muchacho del Campo, un joven Campesino que el reto que tenía en frente era buscar cómo superarse, para bienestar de su Familia, de él mismo, de su Comunidad, y del Pueblo nicaragüense. Un muchacho que no le hacía daño ¡a nadie! Era la primera vez que participaba en esta Fiesta.

Su mamá, Isidora Potoy; su padre, fallecido. Con seis [email protected]: Johanna María Sáenz Potoy, Soraya del Socorro Sáenz Potoy, Marvin Haroldo Sáenz Potoy, Ariel Antonio Sáenz Potoy, Yamileth Aguirre Potoy, y Róger Aguirre Potoy. Para [email protected] [email protected], nuestras Condolencias, nuestra Solidaridad, y nuestro Amor, con el Amor de todo el Pueblo de Nicaragua.

Germán Adrián Martínez Méndez, 24 años, ¡otro muchacho! San Juan de Limay, allí vivía; originario de la Comunidad La Jabonera, de San José de Cusmapa, esto allá en el Departamento de Madriz. El nombre de su padre es Crescencio Martínez, son los datos que tenemos hasta el momento y, para él, para toda su Familia, para todas sus amistades, nuestras Condolencias, nuestra Solidaridad para el padre de Germán, en estos momentos de dolor, de duelo.

Yelzin Talavera Galeano, 19 años, ¡otro muchacho! Este muchacho de Quilalí, trabajaba como ayudante en un camión de la Familia, allí trabajando; estudiaba de noche... Miren que muchacho más esforzado, trabajando de día, ayudando con el camión, a cargar seguramente, a llevar carga de un lado para otro; estudiaba de noche la Secundaria. La mamá se llama Xiomara Talavera Galeano; la madre actualmente se encuentra en España desde hace tres años y, él se acompaña de su tía Alba Talavera Galeano. Para su madre, Xiomara Talavera Galeano, para su tía Alba Talavera, para toda su Familia, nuestra Solidaridad y nuestras Condolencias.

Luego tenemos una lista de 19 [email protected], de bala... César Augusto Gómez Guerrero, 34 años, procedente de Ocotal; Marisandra Cáceres, 12 años, ¡una niña de 12 años! Son actos de cobardía, actos brutales, ¡actos irracionales! Raúl Dávila González, 17 años, originario de San Ramón; Harvey Arceda Aráuz, 25 años, originario de San Ramón; Yessenia Martínez Palacios, 22 años, de La Dalia; Juan Carlos Gutiérrez Matamoros, de 25 años; Alejandro Potoy Díaz, 20 años.

Entre los 19 heridos, más 8 que resultaron también heridos como resultado del ataque... Los vehículos se sacudieron, indiscutiblemente en aquello hubo atropellos, golpes a la hora de la sacudida de los vehículos; otro vehículo salió corriendo inmediatamente buscando cómo huir de la emboscada, y hubo 8 personas más lesionadas. Es decir, en total 28 personas lesionadas, entre heridos y lesionados... 19 heridos y 9 lesionados.

Les decía, Juan Carlos Matamoros, de Sébaco; Alejandro Potoy, de San Ramón; Mercedes Arelys de 18 años, de San Juan de Limay; Mercedes de Fátima Pérez de 50 años; Pedro Luis González de 16 años, Kevin Borge Mejía de 20 años... [email protected] [email protected] de Sébaco, San Ramón, San Juan de Limay, El Jícaro.

Grefel Rafael Ordóñez Alaniz de 16 años, Wilder Mauricio Quant Zeledón de 21 años; Glenda Ruiz Bermúdez de 27 años, Jackson Miranda Torres de 20 años, Bismarck Antonio Godínez González de 29 años, Yader Francisco Suárez Potoy de 22 años, Zaida Nohemí Arbizú Paguaga de 16 años, María Emelina Pérez García de 40; Hermes Adrián Martínez Mendoza, 24; Javier Martínez, 27; Santos José Rodríguez, 35; Cristopher Díaz Picado, 18; Rudy Flores, 28; Dino Centeno, 64; Henry Pérez, 30; y Milton Castillo de 20 años... De Santa Cruz, San Ramón, San Juan de Limay, de todos estos Territorios.

¡28 en total! 19 [email protected] de bala, entre [email protected] una niña de 12 años, Marisandra Cáceres, y Grefel Rafael Ordóñez Alaniz de 16 años... Fíjense, una verdadera masacre, no tiene otro nombre, ¡masacre!

Y hay una condena nacional, porque actos como estos, hechos como estos, como es normal, son repudiados, son condenados.   Nosotros tenemos que continuar trabajando por el Bienestar de nuestro Pueblo, ¡ese es nuestro compromiso! Estas tragedias no deben llevarnos a anidar rencor y odio a nuestros pechos; porque es la tendencia humana, es la reacción natural.

A veces hasta parece absurdo pedir que una persona no se indigne, no se llene de rencor, de deseos, de venganza frente a situaciones como esas, pero no haríamos ningún bien; al contrario, nos hacemos mal en primer lugar los que nos llenamos de odio y de veneno. Más bien, que sea la Justicia la que actúe, y que sea la Fuerza del Amor en el Pueblo nicaragüense, que vaya creciendo, y que esa Fuerza del Amor que ha venido creciendo, porque ha venido creciendo, vaya aplastando las fuerzas del odio, del rencor que están ahí todavía latentes. Son minorías, es cierto, pero están ahí latentes, y de repente salen con actos abominables como este.

A [email protected] [email protected] [email protected] nicaragüenses, a todo el Pueblo nicaragüense, les queremos ratificar que, hoy más que nunca nuestro Compromiso con las Fuerzas de la Paz, las Fuerzas del Amor, estos Compromisos hoy más que nunca los reafirmamos... Y,  seguir luchando contra estas violaciones a los Derechos Humanos, ¡porque esta es una violación a los Derechos Humanos! de quienes pacíficamente vinieron aquí a celebrar el 19 y que regresaban a sus viviendas.

Y en Honor a [email protected], que vienen a sumarse a la larga lista de Héroes y Mártires de la Patria, en Honor a [email protected] les decimos que, aquí está una Juventud... Una Juventud de Nuevos Tiempos, que se viene forjando con estos Valores. Una Juventud que no va a echar atrás, que no va a dar paso atrás, que por el contrario va a afirmar más estos Valores, que es lo más difícil; afirmar estos Valores es lo más difícil; más fácil es ir por el otro camino. Y ese es el reto que tenemos [email protected] [email protected] nicaragüenses. Vamos a rendir un Minuto de Silencio.