Para Sony el Walkman está lejos de quedar en el olvido y más allá de replantear el concepto con una línea de audífonos, tratará de convertirlo nuevamente en la principal tendencia musical. El primer paso para cumplir ese objetivo se llama ZX1, un nuevo modelo del legendario reproductor que, adaptándose a la modernidad digital, promete la máxima fidelidad de audio disponible en un dispositivo móvil.

La propuesta es muy similar a lo que ofrece Neil Young con su PonoPlayer, al expandir la compatibilidad de formatos a sonido sin compresión, es decir, WAV/AIFF, FLAC (de hasta 320kHz/24bits) y ALAC, pero además el ZX1 se diferencia de su competidor al tener soporte para DSEE HX, un tipo de archivo propietario de Sony que compensa deficiencias en la frecuencia para garantizar la misma nitidez que se produjo en el estudio de grabación. Dado que la información en ese estado suele ocupar mucho espacio, el dispositivo ofrece 128 GB de almacenamiento y una ranura para ampliar la capacidad por medio de microSD.

Mientras que la funcionalidad suena ideal para los audiófilos, la estética también es un aspecto importante del ZX1. Sony presume que la estructura fue construida a partir de un bloque de aluminio, no sólo para asegurar un alto nivel de resistencia, sino minimizar la estática. Los autores de esta invención dicen que la combinación de un armazón tan sofisticado y componentes de alta calidad son necesarios para que el sonido se mantenga impecable todo el tiempo. Claro, dejando atrás las interesantes cualidades, el defecto del nuevo reproductor de audio de Sony es que cuesta $700 USD, una cantidad excesiva si consideramos que en términos simples sólo se trata de un iPod con mayor compatibilidad de formatos.

De acuerdo con la gente de Sony el Walkman ZX1 amerita la inversión ante la creciente calidad de composición en muchas piezas musicales. "La diferencia es la misma que en el mercado de los audífonos, no se puede comparar la calidad auditiva de un modelo que cuesta $20 USD, con otro que está por encima de los $300 USD. Simplemente pertenecen a mundos diferentes". El dispositivo está disponible en Japón y Europa desde diciembre de 2013, pero apenas se estrena en América; la expectativa es que mantenga sus buenas ventas.