Los familiares, amigos, militantes del Frente Sandinista y población en general, dieron la mañana de este lunes el último adiós a las víctimas de los cobardes ataques perpetrados contra mujeres y jóvenes, que regresaban a sus lugares de origen tras asistir a la Fiesta Nacional del 19 de Julio en Managua.