La ofensiva israelí contra la Franja de Gaza ya suma 514 palestinos muertos desde el inicio de la operación, hace 14 días, mientras organizaciones internacionales y países buscan concretar un cese al fuego en la zona.

Días atrás, la Organización de Naciones Unidas (ONU) alertó en un informe que al menos el 80 por ciento de las víctimas son mujeres y niños.

Una portavoz del Ministerio de Salud de la Franja estableció en 3.330 el número de heridos, mientras que fuentes israelíes cifran en casi medio centenar sus heridos desde que empezó el pasado jueves la fase terrestre de la operación "Margen protector", que en un principio era aérea y por mar.

Entre las últimas víctimas en Gaza figuran nueve palestinos de la misma familia, siete de ellos niños, que murieron este lunes en un nuevo ataque la aviación israelí contra una vivienda en la localidad meridional de Rafah, en la frontera con Egipto, según fuentes médicas.

En vista de la masacre del Gobierno israelí, el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, solicitó una reunión extraordinaria de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para la noche de este domingo.

Tras la reunión, el organismo expresó su "profunda preocupación ante el número creciente de víctimas" del conflicto en Gaza y reiteró su llamado a "cesar inmediatamente las hostilidades".