Cinco personas fallecidas y otras 24 heridas, fue el resultado de un  cobarde e inhumano ataque a mansalva con armas de fuego a una caravana de buses que se encontraba transportando a mujeres y jóvenes de regreso a San Juan de Limay, Estelí, tras celebrar pacíficamente en Managua el 35 Aniversario de la Revolución.

La masacre ocurrió en el kilómetro 74 de la carretera panamericana norte, en la comunidad Las Calabazas.

Los nombres de los fallecidos son: Germán Martínez Medina, de 24 años; Vilma Gómez Martínez, 45 años, maestra popular y destacada protagonista del Bono Productivo, deja dos hijos en la orfandad y a una nieta; y Esterlidia Vásquez Barrera, 28 años, deja una niña en orfandad. Todos ellos originarios de San Juan de Limay.

Igualmente, resultaron asesinados por el acto criminal: Yader Francisco Sáenz Potoy, originario de Quilalí, y Deyling Talavera, de Matagalpa.

"Se ensañaron en mujeres y jóvenes"

El secretario político departamental del Frente Sandinista en Matagalpa, compañero Sadrach Zeledón, expresó su repudio por la masacre cometida por “gente odiosa, inescrupulosa, criminal”, a la vez que denunció otro asesinato cometido en San Ramón, cuando igualmente fue acribillado por criminales un bus que transportaba a las familias desde Managua. Producto de este ataque pereció un joven de 19 años y otro resultó herido.

“La indignación que tenemos es profunda, y nos llena hasta de una gran impotencia, de ver cómo se dio una situación tan cobarde, criminal, una masacra a mansalva, se ensañaron contra gente humilde, gente sencilla, gente que venía de celebrar cívicamente, de celebrar con tanta alegría, con tanta esperanza, un aniversario de nuestro Revolución”, señaló el compañero Sadrach.

“En estos momentos nos llena de ira, nos llena de dolor y hasta el momento tenemos 24 heridos, cuatro muertos, aquí en Las Calabazas, entre jóvenes, mujeres, ¡se ensañaron en mujeres y en la juventud!, esto no tiene nombre”, agregó

“Esto tenemos que denunciarlo porque es un crimen, de lesa humanidad, de gente que tiene que ser castigada con todo el peso de la ley. Esto no puede quedarse así”.

Anunció Sadrach que además de expresar la solidaridad con las familias, el pueblo saldrá a manifestarse públicamente en rechazo a estas masacres.

“Pedimos justicia”

Por su parte, el secretario político departamental del FSLN en Estelí, compañero Francisco Valenzuela, exigió que se haga justicia por esta masacre cometida.

“Definitivamente estamos de luto y en realidad es una situación reprochable, fue una masacre, una cobardía ensañarse con jóvenes, niños, con mujeres, que viajaban felices de una Fiesta Nacional y que de manera desproporcional decidieron atacarla (la caravana) con saña”, manifestó Valenzuela.

Recordó que las personas fallecidas fueron mujeres y jóvenes, algunas de ellas dejan incluso hijos en la orfandad, a la vez que recalcó que estos actos demuestran la desesperación de los enemigos de la Paz, por pretender meter miedo a la población

“Nos sentimos consternados y pedimos realmente justicia”, afirmó.

Foto: TN8