Basada en hechos reales, la obra de factura estadounidense, es protagonizada por los destacados actores Nick Nolte, Gene Hackman y Joanna Cassidy. El discurso inaugural de la muestra estuvo a cargo de Luisa Peña, directora del Museo, quien se refirió al programa que tiene la institución de dedicar una noche al mes a proyectar películas sobre la realidad de países latinoamericanos.

Peña habló sobre las circunstancias que poblaron de dictaduras a muchos países latinoamericanos en el siglo pasado debido a que la Escuela de las Américas, creada por Estados Unidos, entrenó a 60 mil militares, de donde salieron 10 presidentes y 38 ministros de fuerzas armadas y del interior para los gobiernos de la región.

En 1933, con el respaldo de Washington, toma el poder la dinastía Somoza, Anastasio Somoza García (1937-1947, 1950-1951, 1951-1956), el hijo Luis (1956-1957 y 1957-1963) y otro descendiente Anastasio lo hace entre 1967 y 1972 y 1974 y 1979.

Se ha conocido que sus servicios de espionaje de Luis Somoza actuaron coordinadamente con los de Rafael Leónidas Trujillo, de Dominicana, y actuaron en el derrocamiento del presidente Jacobo Arbenz, en Guatemala.

Finalmente la historiadora dijo que el Museo que dirige se creó para que nunca más emerja en este país otra tiranía como la de Trujillo (1930-1961) que causó 17 mil muertos.

Por su parte, Iván Alvarez, consejero de la Embajada de Nicaragua, agradeció la nutrida asistencia a esta proyección y anunció que próximamente se develará un busto de Augusto César Sandino en la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Presentes en la velada estaban Sonia de Ginebra, directora de Casa Teatro, el embajador cubano aquí, Alexis Bandrich, la secretaria de esa misión diplomática Tania Causse y otros miembros de esa legación y de Nicaragua.