La Presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, compañera Gabriela Rivadeneira Burbano, afirmó que la Revolución Sandinista en Nicaragua, está dando la oportunidad que sea el pueblo, el que verdaderamente sea el protagonista principal de sus transformaciones y de su desarrollo por el Bien Común.

Rivadeneira que arribó al país en el marco de las celebraciones y conmemoraciones por el 35 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, señaló que la Nicaragua revolucionaria es un ejemplo para los pueblos del mundo y particularmente para su país, nación que vive su propia Revolución Ciudadana con el Presidente Rafael Correa liderando las transformaciones de esa nación sudamericana.

“Una de las cosas que nosotros hemos acogido como Revolución Ciudadana en el Ecuador desde hace siete años, no solamente es el legado histórico de todos los procesos de izquierda revolucionaria que nos antecedieron en nuestra historia, atravesando etapas sumamente fuertes de dictaduras, de caídos, torturados, de muertos que dejaron aquellas dictaduras sanguinarias y que fue justamente la voluntad y la firmeza de un pueblo que ha logrado salir adelante después de 35 años y tener indicadores absolutamente positivos”, destacó Rivadeneira.

Indicó que gracias a la Revolución Sandinista ahora Nicaragua es ejemplo y referencia para toda Latinoamérica, subrayando que el Ecuador tiene mucho interés en conocer el modelo comunitario preventivo de nuestra Policía Nacional, que permite tener excelentes niveles de seguridad ciudadana.

También están muy interesados en conocer como el pueblo ha alcanzado un alto nivel de organización social, un logro de la Revolución Sandinista.

“Hay un tema sustancial que hemos reconocido del proceso revolucionario sandinista y es el grado de organización social que ha logrado Nicaragua, con uno de los proyectos políticos que se ha sustentado más justamente, a través de esa conciencia, de esa reflexión, esa memoria histórica recuperada de forma permanente y la participación de las nuevas generaciones, siendo protagonistas de la aplicación de las políticas públicas, sociales, de seguridad, culturales, que ha tenido precisamente el Gobierno nicaragüense”, dijo la compañera Rivadeneira.

Destacó que ha sostenido encuentros con las ministras de salud, de la mujer, de la familia, con quienes ha conversado sobre los diferentes programas sociales que buscan el Bien Común, el protagonismo y la restitución de derechos. Igual pudo conocer el modelo del Poder Ciudadano que se implementa desde los gobiernos municipales.

Gran Canal será para unir a los pueblos

También habló que Ecuador también quiere cooperar con Nicaragua desde su modelo, desde su visión de Revolución Ciudadana “que desde el año 2007 se marcó una ruptura fundamental entre la estructura que estaba dominada por el capital, parte del sistema neoliberal que atacó a nuestros países por muchos años y la transformación de este sistema capital a una construcción del socialismo del Buen Vivir”.

Rivadeneira aplaudió que Nicaragua este llevando adelante el proyecto del Gran Canal Interoceánico, tema del cual fue documentada por el coordinador de la bancada del FSLN en la Asamblea Nacional compañero Edwin Castro. Declaró que ya le venía dando seguimiento a las informaciones referidas al proyecto.

“No solamente es un Canal Interoceánico que es una alternativa a la salida de la pobreza del pueblo nicaragüense, sino es una alternativa de desarrollo comercial entre los continentes”, declaró la compañera Rivadeneira.

Dijo que para los pueblos latinoamericanos, para Ecuador, sería un proyecto que ayudará a la integración del mundo, por tanto dio sus votos para que la obra inicie a construirse en diciembre próximo.

“Nosotros vamos a estar a la expectativa como Ecuador, el Presidente Rafael Correa ha pensado también en tener una visita a Nicaragua para conocer algunos temas, entre esos el proyecto del Gran Canal, insistó en el tema de seguridad y también en el tema de inversión de capital”, declaró.

Finalizó diciendo que el principal reto que tienen las naciones de la CELAC, de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América, es fortalecer la organización social para “definitivamente mantener estos procesos”.