Desde tempranas horas del día en los barrios capitalinos las familias nicaragüenses, celebraban de diversas maneras el 17 de Julio, Día de la Alegría, muchos jóvenes se daban a la tarea de promover el deporte en maratones ciclísticos, fútbol o béisbol. En el barrio Villa Alemania las familias decidieron cocinar una sabrosa sopa de mondongo que fue disfrutada por las Madres de Héroes y Mártires, así como por protagonistas de los diferentes programas del Gobierno Sandinista.

De los semáforos del Mercado Iván Montenegro 4 cuadras al sur, el ambiente era de felicidad, alegría y sobre todo de unidad familiar, ahí los vecinos se levantaron muy temprano para preparar todos los elementos esenciales para cocinar este popular alimento.

“Estamos celebrando el Día de la Alegría que no solamente significan los 35 años de la Revolución Popular Sandinista, significa la alegría de Vivir en Paz, de Vivir en Armonía y este mondongo que estamos haciendo es lo que nos va a acercar a la comunidad, para que los niños vayan creciendo con la imagen de que Nicaragua es un país libre y esto es de cara al 19 de julio, que es el día más importante porque nos recuerda que somos libres”, mencionó María Solís.

Indicó que las familias de este barrio son protagonistas de los diversos programas sociales que promueve el Gobierno Sandinista, lo que se convierte en un homenaje a nuestros Héroes y Mártires.

“Estamos promoviendo la paz y la unidad en nuestros hogares, que los niños puedan ir a la escuela, que los niños puedan ir a los centros de salud y le damos seguimiento a los niños si van a clase, si se vacunaron y de esa manera la restitución de las familias está llegando”, dijo María al comentar los motivos que tiene la comunidad por celebrar el Día de la Alegría.

Jazmina Muñoz, indicó que Nicaragua vive Nuevos Tiempos y por eso celebran y conmemoran las fechas de aniversario de la Revolución, la que ha venido a restituir derechos y por eso en este Día de la Alegría decidieron reunirse la comunidad y disfrutar de una sabrosa sopa.

Donaldo Soto, coordinador de organización del Distrito VII, aplaudió la iniciativa de los habitantes de Villa Alemania, que en unidad se reunieron para preparar una sopa que disfrutaron mucho.

“Hace 35 años empezamos este proceso para celebrar en libertad, después de haber dado al traste con la dictadura más sangrienta de Latinoamérica y haber expulsado de nuestro pueblo al genocida (Anastasio Somoza), amamantado, criado y asesorado por el imperio norteamericano y hoy que gozamos de esta libertad no es de menos compartir con los compañ[email protected] de la comunidad, con los protagonistas del pueblo que están trabajando a la par de nosotros a diario”, dijo Soto.