Las recientes importaciones de maíz blanco procedente de México y frijoles rojos de Etiopía, que el Gobierno de Nicaragua autorizó, fortalecen las reservas estrategias del país para satisfacer la demanda de las familias nicaragüenses, sin desproteger la producción nacional.

El Ministro de Industria y Comercio, Orlando Solórzano, informó que a través de ese ministerio el Gobierno autorizó la importación de 20 mil toneladas métricas de frijoles rojos al 0% de impuestos, así como la importación de 73 mil toneladas de maíz blanco para el consumo nacional.

Solórzano detalló que en las últimas semanas arribaron al país los primeros embarques de esos granos básicos, 27 mil 500 toneladas métricas de maíz y 5 mil toneladas (110 mil quintales) de frijoles rojos.

El ministro indicó que tanto el frijol como el maíz recién importado están almacenados en los silos del gobierno, como una reserva estratégica del país, por lo cual las familias deben estar seguras que esos granos estarán a disposición de todo el pueblo por medio del programa frijoles solidarios.

Actualmente, indicó “se está distribuyendo el frijol con el que contábamos anteriormente que se ha comprado a la producción nacional, pero también se ha hecho importaciones, eso está como reserva estratégica y se estará distribuyendo por medio del frijol solidario y otros programas de gobierno para llegar directamente a la población”.

“Podemos estar seguros, con la confianza de que tenemos reservas estratégicas. Esta situación del cambio climático y de la sequía en algunas zonas no nos ha dejado desprotegidos sino que nos estamos apertrechando con productos que son de primera necesidad para nuestro pueblo”, aseguró.

Asimismo, dijo que los granos importados son de excelente calidad y su adquisición no afecta en nada a la producción nacional.

“Las importaciones son complementarias y debemos y tenemos el cuidado de llevarlas por mes, sabiendo cuándo entra la cosecha, cuándo se produce cada uno de los productos”, explicó.

En cuanto a la producción y consumo del frijol negro en el país, Solórzano comentó que este producto está teniendo mayor movilidad en los mercados, pues su precio se cotiza a mitad de lo que cuesta la libra de frijol rojo.

Finalmente, Solórzano pidió a ciertos sectores que no politicen el tema del frijol y de otros productos de primera necesidad.

“Estos temas son delicados, cuando se encarecen los alimentos nuestro pueblo sufre. No es justo que haya personas que traten de politizar esas situaciones. Al tratar de politizarlas asustan al mercado y al asustar al mercado vuelven las cosas más caras. Eso asusta al mercado, asusta al comercio, asusta al consumidor y entonces se causa problemas”, indicó.