Andar pidiendo o comprando un poco de agua para tomar o para los quehaceres del hogar había sido durante casi 15 años la rutina de 13 familias de la IV Etapa del barrio Vistas del Xolotlán, del Distrito V de Managua, sin embargo, gracias al modelo de alianzas comunidad e instituciones del Estado, hoy estas familias pueden gozar del servicio de agua potable durante no menos de ocho horas al día.

El ingeniero Humberto Cornejo, gerente de proyectos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), explicó que ante el planteamiento de los pobladores la empresa decidió invertir más de 35 mil córdobas para instalar una tubería de dos pulgadas, lo cual es suficiente para garantizar un servicio de calidad desde las 4 de la madrugada hasta las 2 de la tarde.

“Estamos hablando de ocho horas pero son ocho horas importantísimas porque es el momento en que más se necesita el agua para todos los quehaceres domésticos”, señaló Cornejo.

La población dijo sentirse muy agradecida con el Comandante Daniel y la Compañera Rosario Murillo, porque están demostrando su compromiso con la restitución de los derechos del pueblo.

“Nos sentimos bien porque el agua se va hasta dos de la tarde y uno aprovecha a hacer todo por la mañana”, indicó la joven Ana María Bonilla.

Miriam Ramírez, también habita la IV Etapa del Barrio Vistas del Xolotlán, y se mostró feliz de contar con el servicio de agua potable.

“Teníamos 14 años de estar sin agua y ahora nosotros nos sentimos alegres, nos sentimos felices y le damos gracias a Dios y al Presidente Daniel Ortega por preocuparse por nosotros”, afirmó Ramírez.

La inauguración del proyecto se realizó es celebración del 35 aniversario de la Revolución, la cual significó para el pueblo el inicio de estos nuevos tiempos.