Obando hacía una demostración a productores de las bondades de la nueva semilla de sorgo que han mantenido en experimentación en los campos del CNIAP, al tiempo que explicó que librando la nueva variedad de sorgo, pasa a la Dirección de Semilla para que sea registrada y certificada, a fin de producir semillas.

En ese sentido, productores agrícolas y ganaderos de cooperativas lecheras llegaron hasta los campos del CNIAP interesados en la nueva variedad, que de acuerdo con Obando es de excelente calidad como alimento para ganado, así como para humanos, en tanto que a la par están interesados en la producción de estas nuevas semillas.

Destacó a su vez el subdirector del INTA que este año incrementarán la semilla básica y señaló que quizás para el próximo año se tenga semilla suficiente y de buena calidad para grandes extensiones de siembra, con lo cual a la par se pretende venderlas a precios justos para que los productores puedan realizar sus siembras.

El compañero Obando manifestó que el INTA trata que los productores pequeños, medianos o grandes puedan a su vez mejorar los potenciales de rendimiento de leche en el ganado, de alto potencial proteínico, en caso de dedicarlo para alimento de su hato ganadero.

Material genético es de excelente calidad

Recordó el subdirector del INTA que por haber sido probados estos materiales en zonas secas y semi húmedas podrá generalizarse en buena parte del territorio nacional, contando con material de excelente calidad y características, el que además no es desperdiciado en nada por el ganado, que incluso se puede comer hasta las raíces.

Originalmente esta variedad de sorgo proviene de El Salvador, del Centa, en donde hicieron los primeros ensayos, explicó Obando, al tiempo que dijo que los técnicos del INTA están trabajando en la selección de los materiales que se adaptan a las condiciones de las zonas secas y de las semi húmedas.

Explicó a la vez que tienen apoyo técnico y de recursos por parte de la Universidad de Nebraska para los gastos en producir este tipo de materiales a través de años de investigación que requieren para experimentar, validar y lanzar una nueva variedad.

Al respecto el norteamericano Elvis Heinrichs, director adjunto de la Universidad de Nebraska, explicó a EL 19 Digital que ellos apoyan no solo al INTA, sino también a otras instituciones centroamericanas por medio del programa INTSORMIL, que es de promoción del sorgo en América Central.

Por otra parte se supo que los técnicos del INTA están experimentando con dos variedades de maíz amarillo para ir sustituyendo la importación de granos para concentrado de animal, lo que ha sido orientación también del Presidente Daniel Ortega.