La oferta de los frijoles solidarios a 15 córdobas por cada libra, es la mejor herramienta para combatir la especulación y garantizar la seguridad alimentaria a los nicaragüenses. Este lunes el sabroso alimento llegó hasta los hogares de la colonia Rubenia, donde decenas de personas salieron a comprar las diversas presentaciones.

El camión de la Empresa Nacional de Alimentos Básicos (ENABAS) se apostó en un punto estratégico de la colonia, para que las familias pudiesen llegar y comprar, situación que también fue emulada por motociclistas o taxistas que al ver la oferta de frijoles, no dudaron en detenerse y solicitar cinco o diez libras.

“No es posible que vayamos al mercado y compremos a 26 la libra de frijoles, es un pecado que se esté vendiendo a ese precio, por eso estos frijolitos solidarios es la mejor opción para combatir a los especuladores, en cada libra me estoy ahorrando 11 córdobas, eso es combatir la especulación”, señaló doña Azucena Ruiz, pobladora de Rubenia que compró 10 libras para 15 días.
La compañera Daniela Cano, de los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, indicó que desde el pasado fin de semana, anunciaron a los pobladores de la visita del camión de Enabas y a las 11 de la mañana del lunes, ya habían vendido unos 8 quintales.

“Se están vendiendo los frijoles solidarios para que la gente tenga acceso a este alimento, que es la comida de todos los pobres y evitar el acaparamiento, para que no caigan en las garras de los que están en los mercados con frijoles a 27 córdobas por libra y esto lo hacemos para beneficiar a las familias y gracias a la Revolución, gracias al Presidente Daniel Ortega, a la compañera Rosario Murillo que está pendiente de toda la población”, mencionó Cano.

El motociclista Donald Flores aprovechó que circulaba por Rubenia, cuando observó el camión de ENABAS y no dudó detenerse para comprar cinco libras, para que sus tres hijos y esposa tengan segura la comida, mientras él trabaja.

“Nosotros nos gusta cocer frijolitos y tengo que andarlos buscando, me ahorro bastante porque ya no compró en el mercado y gracias a Dios se venden en oferta y así nos ayudamos”, dijo Flores.