Bucardo expresó que Estados Unidos es uno de los principales compradores de algunos cortes industriales de carne de res nicaragüense, sin embargo la demanda se ha reducido debido a que las reses estadounidenses están siendo afectadas por el mal de las vacas locas, lo cual ha generado un impacto en la demanda interna de Estados Unidos sobre la carne de res.

“Por eso la demanda de los cortes nuestro ha bajado un poco, eso ha llevado a que los compradores  quieran comprar (la carne) más barata o menos carne,  porque hay menos demanda de consumo”, explicó. No obstante aclaró que los precios de la carne a nivel  internacional se mantienen.

Bucardo también aclaró que además de Estados Unidos, Nicaragua también exporta su carne a los países del ALBA, un mercado que fue abierto gracias a las gestiones del Presidente Daniel Ortega.

“Gracias  a Dios y que nuestro presidente se adhirió al ALBA  y que somos parte del ALBA, ahí hay un mercado justo, mercado complementario y sigue siendo el mejor mercado donde más carne va y se mantienen las mejores condiciones y los volúmenes de exportación  principalmente a Venezuela”, aseguró.

Añadió que Nicaragua también está exportando carne a Taiwán, la Federación Rusa y otros mercados que se han venido abriendo durante el gobierno del Presidente Daniel.

A nivel interno del país, Bucardo señaló que existe todo un entusiasmo  en los productores por seguir incrementando la producción ganadera con la perspectiva de que los precios se mantengan estables en relación a los costos de producción.

Nicaragua recibirá importante certificación


Bucardo anunció que este 25 de mayo Nicaragua recibirá una certificación que acredita que el país está libre de la enfermedad de las vacas locas.

“Nosotros estamos declarados como un país que tenemos todas las condiciones de control de vaca loca”, aseguró Bucardo y agregó que “este tema de la vaca loca  ha aparecido en los países que se dicen desarrollados, como es Europa y Estado Unidos, donde se supone que hay mucho cuidado y prevención”.

“Gracias  a Dios nosotros nunca la hemos tenido y ahora estamos totalmente preparados y así nos han certificado  para no tener esta enfermedad en el ganado”, finalizó.