Después de haber sostenido un encuentro con miembros de la Comisión de la Familia, Niñez y Adolescencia de la Asamblea Nacional, la magistrada presidenta, lamentó que existan nicaragüenses que en su afán de atacar al Gobierno Sandinista que preside el comandante Daniel Ortega Saavedra, se dediquen a mal informar a los diplomáticos de otros países y sobre todo en un tema, en el cual se ha demostrado que existe buena voluntad de solucionar cada caso.

Indicó que en Nicaragua el Gobierno a través de la Procuraduría General de Justicia y otras instituciones, trabaja por brindar a los nicaragüenses y ciudadanos extranjeros, seguridad sobre sus propiedades.

Ramos señaló que los dos únicos casos (Punta Teonoste en Tola, Rivas y los terrenos frente a Galería en carretera a Masaya) en donde existe diferencias sobre los verdaderos dueños, no debe tomarse como un asunto generalizado.

“Son dos casos muy particulares, pero no es una cuestión generalizada, creo además que se han estado resolviendo”, patentizó Ramos.

“Creo que nosotros mismos los nicaragüenses en el afán de crearle problemas a un gobierno con el que no estamos de acuerdo, no nos damos cuenta que estamos creando problemas a nuestro país, es decir a nosotros mismos, porque todos somos parte de este país y entonces todo somos afectados a la hora que no se apruebe un Waiver”, dijo Ramos.

Aconsejo a esas personas que pueden hablar con los representantes de otras naciones, “a no ser tan exagerados a la hora de opinar y mal informemos a las personas que no conocen nuestra realidad”.

Ramos considera que la embajadora norteamericana ya debió haber cambiado su opinión  sobre el tema de la propiedad, pues seguramente ya habrá conversado a profundidad con los funcionarios idóneos.

“Los casos se han estado solucionando y ustedes han visto en los medios de comunicación que el mismo procurador se ha estado reuniendo con las personas involucradas en estos casos”, dijo Ramos.

El ex vicepresidente y diputado Jaime Morales Carazo, coincidió con Ramos, pero agregó que hay que darle el tiempo necesario a Powers para que conozca la realidad nicaragüense.

“Bienvenida a la embajadora norteamericana, pero creo que en mi opinión muy personal, creo que su debut por ser la primera vez que se dirigía al pueblo nicaragüense, no fue de lo más afortunada”, dijo Morales.

Afirmó que en Nicaragua se ha venido avanzando mucho en la solución de los casos de propiedad de nicaragüenses naturalizados como “norteamericanos”, pero también instó a ponerle fin a esa lista interminable de reclamantes.

“Creo que ha habido avances en ese sentido y no creo que vaya haber una suspensión del waiver”, concluyó Morales.