Cinco años después, el miedo ha quedado atrás y el país avanza por caminos de prosperidad económica, concertación social y restitución de derechos a los sectores más pobres.

Ello ha sido el resultado de un modelo de gobierno que el Frente Sandinista, el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo han venido ejecutando en el marco de un diálogo tanto con la empresa privada, los trabajadores e inversionistas extranjeros.

“Los hechos lo dicen: los resultados son positivos y Nicaragua camina”, manifestó el general Álvaro Baltodano, delegado presidencial para las inversiones y secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Zonas Francas.

En declaraciones al programa En Vivo de Canal 4, Baltodano señaló que en cinco años las inversiones en Nicaragua han pasado de 250 millones de dólares a casi 1 mil millones de dólares al año.

En cuanto a las exportaciones en este mismo periodo han crecido el doble, llegando actualmente a más de 4 mil millones de dólares si se suman las exportaciones de zonas francas.

Para el presente año, explicó, las expectativas son superar los 1 mil millones en inversión y los 4 mil millones en exportaciones.

Un país con un buen clima para las inversiones


A su criterio esto ha sido el resultado de que cada sector económico del país tiene una participación dentro del gobierno, respaldado en la política de diálogo permanente y concertación nacional.

“Ese concepto de Pueblo-Presidente es lo que nos permite funcionar y tener éxito”, manifestó.

Una de los factores que ha sido fundamental para lograr resultados positivos ha sido es la seguridad nacional y la estabilidad, lo cual, según dijo, da mucha confianza a los inversionistas.

En Nicaragua no hay crisis, afirmó.

El funcionario señaló que el gobierno ha dispuesto políticas acertadas para mantener esta estabilidad. La última de estas fue evitar un incremento del 20% en el precio de la energía, dejando dicho incremento en el 9% sin afectar a los sectores más desfavorecidos.

“El dialogo permite que vayamos caminando cada uno poniendo un poco”, indicó.

Crecimiento del empleo

Un problema que debe enfrentar todo país pobre es el desempleo. En Nicaragua los esfuerzos han ido encaminados a lograr no solamente lo promoción de fuentes de trabajo, sino también la inserción al marcado laboral de mano de obra calificada.

Aún así, la prioridad, según dijo el general Baltodano, ha sido en medio de una crisis mundial mantener los márgenes de empleo y aprovechar cada espacio para seguirlos ampliando.

Un resultado de esto, es que actualmente hay más de 97 mil personas empleadas en el régimen de zonas francas, proyectándose superar los 100 mil en los próximos tres meses. Ello contrasta con los demás países donde la crisis ha obligado a cierres de empresas y por consiguiente al despido de miles de trabajadores.

Empresarios valorar positivamente política de gobierno


El empresario César Zamora, quien también estuvo en el Programa en Vivo de Canal 4 junto al General Baltodano, reconoció que los cambios que ha experimentado Nicaragua en los últimos años realmente han sido positivos.

“Es importante valorar lo que se ha hecho en los últimos cinco años”, indicó.

El diálogo genera confianza


Para Zamora, el mejor ejemplo de este cambio se puede ver en el sector energético.

“Ha habido un diálogo con respeto continuo y que ha generado confianza”, indicó.

El empresario considera que el país cuenta con todo el potencial para crecer aún más, pero que ello conlleva no solamente la voluntad del empresariado sino también una reforma tributaria y más inversiones estatales en sectores claves que permitan materializar las expectativas de crecimiento económico.

Baltodano reconoció así mismo que el tema de la institucionalidad es algo muy importante para generar confianza, de allí la importancia de seguir profundizando la política de consenso y diálogo que promueve el gobierno entre los diferentes sectores.

“Hay diferencias, pero hay confianza”, indicó.

Reiteró en este sentido que en los últimos cinco años Nicaragua enfrentó la crisis unida, lo que le permitió no tener los resultados negativos que tuvieron otros países.

Indicó que actualmente la inversión está creciendo tanto en grandes como en pequeños proyectos, y que ello también es el resultado de la confianza que se tiene en el gobierno del comandante Daniel.

En cuanto al tema del empleo dijo que al Nicaragua tener una economía débil aún se deben hacer muchos sacrificios, pero que se está avanzando en que al país lleguen oportunidades para la mano de obra calificada.

“Estamos trabajando en buscar inversión en otros rubros”, afirmó.

Señaló que en febrero sostendrá un encuentro con un grupo de empresarios extranjeros que buscan construir partes para vehículos, siendo esto muy importante en el marco de la diversificación de las inversiones extranjeras.