El Gobierno Sandinista continúa restituyendo derechos a todos aquellos ancianitos que forman parte de la Unión Nacional del Adulto Mayor (UNAM). Esta vez con un curso en el cual más de 20 abuelos y abuelas pudieron aprender acerca de la elaboración de diferentes productos derivados de la soya.

El curso se impartió a través del Tecnológico Nacional de Hotelería y constituye un apoyo más para todos esos ancianitos que durante años estuvieron en el olvido.

Estos valoraron como muy importante esta iniciativa, ya que les permite no solo aprender nuevas recetas para preparar los alimentos en sus hogares sino también para empezar pequeños emprendimientos.

“Es un gran logro para nuestra edad porque en otros tiempos no teníamos estos beneficios que tenemos ahora. Nosotros ya llevamos varios cursos. Con este he aprendido a preparar leche, chorizo, arroz de leche, en fin una variedad de cosas”, aseguró María Ignacia López.

La señora Juana Dominga González, fue otra de las que protagonizó este curso, pero en su caso tiene planificado iniciar un negocio.

“Sabemos hacer todos los derivados de la leche de soya. Yo voy a ver qué hago en el barrio para vender. Ya nosotros estamos viejos y tenemos que buscar qué hacer en nuestros hogares y también tenemos que enseñarle a nuestros nietos que la soya es buena para la alimentación”, manifestó González.

Virgilio Vázquez, subdirector de Formación Profesional del Tecnológico Nacional, explicó que en total ya se han logrado capacitar a 138 adultos mayores en diferentes temáticas requeridas por ellos mismos.

Sin embargo, aseguró próximamente estarán dando inicio a cursos de carpintería básica, reparación de electrodomésticos y producción de derivados del marango.