Nicaragua y Rusia cuentan con una comisión mixta de trabajo, a través de la cual se espera intensificar los lazos de cooperación y comercio entre ambos países. Fruto de ese trabajo es la llegada de este grupo de empresarios interesados en invertir en los sectores energético, automotriz, pesca y turismo, solo para mencionar algunos.

Nicaragua se presenta como una gran alternativa de inversión para el capital ruso, debido principalmente al impulso y facilidades que ha dado el Gobierno Sandinista a la inversión extranjera.

De acuerdo al delegado presidencial para las inversiones, general en retiro Álvaro Baltodano, hace cinco años habían en Nicaragua apenas 22 países invirtiendo, sin embargo, actualmente esta cifra se ha incrementado a 43 países. En cuanto a los proyectos de inversión, estos han pasado durante el mismo período de 70 a cerca de 270 en distintos sectores de la economía nacional.

“El presidente (Daniel) Ortega ha trazado una línea que es abrir nuevos mercados, traer nuevas inversiones, diversificar, ampliar la gama de inversiones, que los empresarios que vienen hagan un buen negocio en Nicaragua y al mismo tiempo generar empleo y nos ayude al desarrollo”, explicó Baltodano.

“O sea, buscamos que encuentren en Nicaragua un país atractivo para la inversión”, añadió.



Laureano Ortega Murillo, asesor de ProNicaragua, la agencia oficial para las inversiones en el país, señaló que en esta ocasión son 8 empresas las que se encuentran explorando las posibilidades que hay en Nicaragua.

Ortega manifestó la importancia que tiene la inversión rusa, ya que esto viene a aportar a la transferencia tecnológica que necesita el país.

“Necesitamos tecnología, empresas que sean de excelencia mundial, que nos garanticen calidad, profesionalismo, y nosotros ofrecer nuestra mano de obra, nuestra gente, nuestro pueblo trabajador, para desarrollar estos proyectos en conjunto con el pueblo hermano de Rusia”, afirmó.

El embajador ruso, Nicolai Vladimir, expresó por su parte la voluntad de seguir desarrollando y fortaleciendo las relaciones ruso-nicaragüenses.

“Si me preguntas si yo estoy satisfecho con un nivel de nuestra cooperación, te puedo decir que francamente no estoy satisfecho: podemos hacer mucho más y este encuentro ahora es un paso adelante. Nosotros tenemos que involucrar la cooperación  no solo gobierno con gobierno (…), tenemos que involucrar la industria, el sector agropecuario y nosotros los gobiernos tenemos una tarea importantísima, crear los mejores condiciones”, explicó Vladimir, quien señaló que en comparación con otros países Nicaragua es un país que presente una de las mejores condiciones para la inversión.

Para el diplomático, Nicaragua es un país que aún tiene mucho que hacer, ya que necesita de mucha infraestructura.

Manuel Coronel Kautz, Jefe de la comisión mixta Rusa-Nicaragua, recordó que entre ambos países hay toda una historia de amistad, de allí la cual se ha venido fortaleciendo con este gobierno.

Señaló que Nicaragua puede ser para Rusia un puente de ingreso a otros mercados como el centroamericano y los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba).

“Nicaragua puede servir como centro de distribución de cualquier cosa hacia 6 países de Centroamérica y a 8 ó 9 países del Alba”, refirió Coronel.