El tifón Neoguri a su paso por el suroeste de Japón y otras áreas dejó un saldo de tres muertos y 54 heridos, con deslizamientos de tierra en diversas zonas, informó hoy la Agencia Meteorológica nipona.

Entre las víctimas fatales se encuentra un niño de 12 años, que pereció en la prefectura de Nagano, zona central del país, luego de que una avalancha de lodo arrasara la casa en que vivía, indicaron las autoridades.

Otros dos habitantes se ahogaron en similar número de prefecturas como consecuencia de las torrenciales lluvias, aseguraron.

El fenómeno natural, ya devaluado a tormenta tropical y con vientos máximos de unos 90 kilómetros por hora, en diferentes lugares destruyó de forma parcial casi un centenar de viviendas, inundó más de 600 casas y obligó a la evacuación de cientos de residentes, precisaron las fuentes.

Neoguri, que ya pasó por las islas de Kyushu y Shikoku, afectará mañana a Tokio, la capital de este país asiático, según previsiones de Meteorología.