La experiencia de Dell en el mundo de las tablets se remonta a un par de años y, en consecuencia, sus modelos recientes no eran tan sofisticados en comparación con la competencia. Sin embargo, la nueva generación de Venue propone un concepto más refinado en cuanto a diseño, complementado por especificaciones suficientes y un precio muy accesible.

Ambos modelos de Venue contienen casi el mismo tipo de componentes, con excepción del procesador, pues la edición de 7" tiene un Intel Atom Z3460 a 1.6 GHz, mientras que la de 8" está equipada con un Intel Atom Z3480 a 2.1 GHz; fuera de la diferencia mínima, ambos chips son de doble núcleo.

En cuanto al resto de los elementos tecnológicos, no hay distinción: este par de tablets están potenciadas por 1 GB de RAM, ofrecen 16 GB de almacenamiento, sus gráficos son Intel HD (PowerVR G6400), y en términos de conectividad cuentan con Wi-Fi 802.11 AC con Miracast, además de la versión 4.0 de Bluetooth.

Por supuesto, otra diferencia obvia es la dimensión de la pantalla y la resolución de cada panel. La Venue de 7 pulgadas ofrece 1280 × 800 pixeles; mientras, la Venue de 8 presenta 1920 × 1200 pixeles. El modelo pequeño pesa 290 gramos y el de mayor tamaño, 338 gramos. Ahora bien, la presunción de Dell es que el sonido es de primer nivel, gracias a tecnología MAXXAudio Mobile que amplifica los sonidos graves y a la vez, provee mayor definición para los agudos, todo sin perder potencia.

Otra cualidad interesante es que la nueva generación de Venue llega con Android 4.4 pero será actualizable a Android L tan pronto como sea posible. La Venue 7 cuesta $159.99 USD, mientras que la Venue 8, $199.99 USD. Ambas están disponibles en la tienda en línea de Dell.