Los jugadores del seleccionado argentino celebraron en el campo de juego del Arena Corinthians de San Pablo el pase a la final del Mundial de Brasil entonando la canción que se hizo popular durante este torneo.

"Brasil, decime qué se siente, tener en casa a tu papá", cantaron los jugadores en el césped del estadio paulista tras doblegar a Holanda 4-2 en el desempate desde el punto del penal en las semifinales.