La construcción del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, cuya ruta fue anunciada recientemente, marcará un antes y un después en la historia del país, consideraron representantes del sector privado y de los trabajadores.

Durante una entrevista en el Programa En Vivo, que se transmite por Canal 4 de Televisión, Benjamín Lanzas, representante de la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC) y Gustavo Porras, del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), hicieron una serie de valoraciones sobre la implicancia que esta obra tendrá como motor del desarrollo económico, social y ambiental en el país.

Para Lanzas el Gran Canal Interoceánico de Nicaragua será la obra de infraestructura más grande del mundo en los próximos años, considerando los enormes volúmenes de acero, de concreto y de movimientos de tierra que se realizarán.

Lanzas explicó que el sector de la construcción en Nicaragua está apostando a participar en las obras de desarrollo del Canal, además de otras obras conexas que se desarrollarán alrededor del mismo como hoteles, restaurantes, centros de salud y hospitales.

“Hay que hacer carreteras, hay que hacer accesos, hay que hacer electrificaciones, hay que hacer de todo, con eso vamos a necesitas mas doctores, abogados, ingenieros, maestros de obra, mas obreros”, indicó.

En ese sentido, explicó que el Canal podrá tener un efecto multiplicador de dos o tres veces la su inversión, porque se necesita más obras.

“Nosotros estamos preparándonos adquiriendo equipos, preparando a nuestra gente, buscando sociedades con compañías que tengan la capacidad para enfrentar este reto para estar listos a la hora que arranque el canal”, aseguró.

Lanzas también anunció que próximamente, representantes de la Cámara Nicaragüense de la Construcción sostendrán una reunión con representantes de la empresa HKND, durante la cual se abordarán mayores detalles sobre el megaproyecto.

Además aseguró que con el Canal Interoceánico todos los sectores económicos del país van a ser beneficiados. “Con una obra de esta magnitud, el comercio, la industria, la agricultura, el transporte, todos los otros sectores nicaragüenses se van a ver beneficiados con esta obra”, afirmó.

Por su parte el doctor Gustavo Porras, del FNT, explicó que es importante que el pueblo nicaragüense esté claro del compromiso del Gobierno de Nicaragua y de la empresa HKND para iniciar las obras del Canal en diciembre.

Porras comentó que el primer impacto del canal será la creación de 50 mil empleos directos, y hasta 150 mil empleos indirectos, durante su construcción.

Ante esa gran masa de trabajadores que estarán inmersos en la construcción del Canal, dijo que es de vital importancia no abandonar las actividades agrícolas donde se producirá el alimento para todos los trabajadores.

“No podemos abandonar el campo, no podemos dejar de sembrar nuestro maíz, no podemos dejar de tecnificar todo eso, porque el Canal mismo va a ser una forma de atracción de gente de fuera y nosotros vamos a tener una actividad económica para poder darle posibilidades de abastecimiento, posibilidades de satisfacción en todo lo que significa un movimiento económico”, explicó.

Valoró que en el país ya se inició con la tecnificación y certificación de la mano de obra con las escuelas de oficio instaladas este año y con las universidades se están precisando las áreas donde se necesitan más profesionales que puedan trabajar en el Canal Interoceánico. Asimismo, indicó que miles de nicaragüenses que se encuentran trabajando en otros países de la región podrán regresar al país para participar en la construcción del Canal y estar cerca de sus familiares.