"Hasta aquí estaba todo muy lindo", manifestó el martes el guardameta de Brasil, Julio César, al término del partido que Alemania ganó sin apelaciones por 1-7 en el estadio Mineirao, de Belo Horizonte.

"Explicar lo inexplicable es muy complicado. Tenemos que conocer el gran fútbol alemán", manifestó con lágrimas.

"Hasta aquí estaba todo muy lindo. Creo que el pueblo brasileño merece felicitaciones y a la hinchada, gracias por todo el apoyo que nos dio hasta aquí", sostuvo.

Julio César dijo estar "seguro" de que el resto del plantel también estará agradecido y se disculpará por la derrota, que fue la peor sufrida por la "verdeamharela" en un Mundial.

"Estoy seguro que los jugadores lo van a agradecer y que también se van a disculpar. Ellos fueron muy fuertes. Debemos reconocer que en el primer gol sufrimos un apagón que nadie lo esperaba", remarcó.

Admitió que el gol anotado por Thomas Müller a los diez minutos "produjo un apagón. Nadie lo esperaba", puntualizó.

"De todas maneras era preferible perder 1 a 0 que 7 a 1, porque queda un sentimiento muy triste", concluyó el ex arquero de Inter, de Italia, actualmente atajando en el Toronto FC de la MLS estadounidense.