Joachim Löw, director técnico de Alemania, se mostró satisfecho tras la victoria de su escuadra por 7-1 sobre Brasil, que les permitió llegar a la Final de la Copa del Mundo 2014, que se disputará el próximo domingo en Río de Janeiro.

"Se tiene una gran sensación, ganamos, llegamos a la final", afirmó Löw en conferencia de prensa, "logramos lidiar con la pasión de ellos (los brasileños), además que hemos tenido partidos muy consistentes".

El estratega alemán señala que los tres goles que metieron en menos de cuatro minutos, para tomar una ventaja de 4-0 en el marcador, fue letal para las aspiraciones de Brasil.

"Ellos se confundieron", apuntó Löw, "no pudieron volver al orden original que tenían, tomamos ventaja de eso".

Además, el técnico alemán reconoció entender perfectamente la sensación que embarga actualmente no sólo a Luiz Felipe Scolari y la selección de Brasil, sino a todos los habitantes del país anfitrión, tras la eliminación de la Copa del Mundo.

"Sabemos cómo se siente Scolari, cómo se sienten los brasileños, nosotros pasamos por una situación similar cuando perdimos la Semifinal ante Italia en 2006, en nuestra casa, por lo que debemos ser modestos, humildes, y prepararnos para dar el siguiente paso", apuntó Löw.

El miércoles, Argentina y Holanda definirán al segundo finalista de Brasil 2014. De entrada, Joachim Löw reconoce los méritos de ambos, e insiste que su equipo debe seguir trabajando.

"Nadie debe sentirse invencible", apuntó, en referencia al marcador de hoy, "Argentina y Holanda han jugado una Copa del Mundo excelente. Esperemos el partido de mañana y ya veremos qué pasa".