Pese a la ausencia del lesionado Neymar, Brasil sigue siendo favorito frente a Alemania cuando se enfrenten el martes en Belo Horizonte (sudeste) en las semifinales del Mundial de Brasil-2014, destacó este lunes el seleccionador alemán Joachim Löw.

En conferencia de prensa en el estadio Mineirao de Belo Horizonte el director técnico de Alemania también hizo un llamado para que el árbitro del encuentro, el mexicano Marco Rodríguez, impida que haya faltas violentas como "las que vi en otros partidos de este Mundial".
Pese a que no estará Neymar "no somos favoritos", porque "los demás jugadores de Brasil darán lo mejor de sí por Neymar y por su país y serán apoyados por los más de 200 millones de brasileños", dijo Löw.

El DT agregó que Brasil tampoco sentirá la ausencia por suspensión del central Thiago Silva, porque su lugar lo ocupará Dante "que es un jugador excelente".

"A nosotros nos habría encantado que Neymar estuviera en la cancha mañana. Estamos muy tristes por la lesión que sufrió. Es muy triste para todos y especialmente para Brasil", dijo el entrenador de la Mannschaft.

"Brasil-Colombia fue una batalla"
Por eso, prosiguió, "espero que el árbitro mañana no tolere faltas violentas y entradas por atrás como las que he visto en anteriores partidos de este Mundial, si no queremos seguir perdiendo a jugadores como Neymar o (el argentino Lionel) Messi".

"En el partido entre Brasil y Colombia hubo faltas muy violentas de parte de ambos equipos, y no solo la que sufrió Neymar", detalló Löw. "En Europa, ninguno de los dos equipos hubiera terminado con los once jugadores en el campo".

"He visto partidos donde el límite de lo tolerable ha sido superado", agregó Löw, que se mostró confiado en que el mexicano Rodríguez sepa encarrilar el encuentro "y no permita faltas violentas ni entradas por atrás".

Rodríguez fue el árbitro del polémico partido entre Uruguay e Italia del 24 de junio en Natal (nordeste), en la última fecha de la fase de grupos, y no vio la mordida que el delantero celeste Luis Suárez le dio al defensa 'azzurro' Giorgio Chiellini.

El choque de cuartos de final entre "Colombia y Brasil fue una batalla, con solo 39 minutos de juego debido a la cantidad de faltas que hubo de ambos bandos", reiteró Löw que afirmó que "es importante que el juez proteja a los jugadores".

Por otra parte, se mostró confiado en que si sus dirigidos "hacen lo que saben hacer", entonces Alemania tendrá "buenas posibilidades de pasar a la final".

Lucha entre dos continentes
"Una semifinal de un Mundial es siempre muy especial y en este caso es la lucha entre dos continentes, ya que la juegan dos europeos contra dos sudamericanos", afirmó Löw.

La otra semifinal de Brasil-2014 la disputan el miércoles en el Arena Corinthians de Sao Paulo las selecciones de Argentina y Holanda.

"Hemos estado en finales y semifinales, pero cada partido es diferente", continuó Löw. "Cada partido tiene su propia dinámica, nunca hay dos partidos iguales".

Löw consideró que para Alemania "llegar a la final es un desafío extraordinario, porque jugaremos contra el local que tendrá el apoyo de todo el estadio y de 200 millones de personas".

Brasil y Alemania se disputan el pase a la final este martes en el estadio Mineirao a las 17H00 locales (20H00 GMT).

Los alemanes, tres veces campeones del mundo (1954, 1974 y 1990) buscan llegar a la final por octava vez en su historia y primera desde Corea del Sur y Japón-2002, donde perdieron precisamente 2-0 contra Brasil, que liderado por Luiz Felipe Scolari logró en dicha ocasión su pentacampeonato mundial.