El Director Regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe, Miguel Barreto, destacó los programas sociales que se han venido implementando en Nicaragua en los últimos siete años, los que han permitido reducir la desnutrición en unos seis puntos porcentuales en los últimos años.

“Nosotros vemos con muchísima satisfacción los esfuerzos del gobierno y sobre todo los niveles de descrecimiento de las tasas de desnutrición en el país, estamos justamente para seguir acompañando esos esfuerzos y repito Nicaragua es uno de los ejemplos de colaboración que tiene el PMA a nivel regional”, señaló.

Agregó que una de las razones de su visita en Nicaragua, es “recuperar” las experiencias exitosas que ha venido implementando el gobierno nicaragüense en tema de seguridad alimentaria, así como la relación cordial y de colaboración que tiene el PMA con el estado “y poder exportarla como modelo a otros países”.

Barreto brindó estas declaraciones luego de sostener una reunión con el Presidente del Asamblea Nacional de Nicaragua, compañero René Núñez, a quien le patentizó el interés del PMA de colaborar en temas legislativos, referidos en los temas de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

PMA: “En Nicaragua hay reservas de alimentos”

“Durante esta semana voy a tener la oportunidad de reunirme con las autoridades nacionales en las diversas áreas técnicas para conversar sobre los proyectos que desarrollamos de manera conjunta en apoyo del estado, en acompañamiento de las estrategias nacionales y tendré la oportunidad de visitar el terreno”, dijo Barreto que sostendrá un encuentro con pequeños productores del municipio de Ocotal.

De acuerdo a las cifras que el PMA maneja a nivel regional, el costo del hambre es el 10 por ciento del Producto Interno Bruto a nivel de los países de América Latina, lo cual indica que invertir en nutrición no solamente es una necesidad, sino una inversión.

Dijo que el PMA a nivel regional mantiene una reserva de alimentos que son utilizadas cuando existen emergencia provocadas por fenómenos naturales, “en el caso de Nicaragua tenemos esas reservas y las manejamos en función de las estrategias que el estado decida como distribuirlas”.