El papa Francisco recibirá este lunes -por primera vez- a seis víctimas de violencia sexual por parte de curas católicos. Se trata de dos británicos, dos alemanes y dos irlandeses.

Los nombres de las víctimas no serán revelados a la prensa según informó el Vaticano, aunque se supo que primero asistirán a la misa matutina que el obispo de Roma suele oficiar en la capilla de su residencia, tras lo cual se reunirán en privado.

El hecho de que incluya en el primer grupo que recibe dentro del Vaticano a víctimas de nacionalidad irlandesa es una manera de comunicar su cercanía y solidaridad a uno de los países más afectados por el fenómeno de los curas pedófilos, que tanto ha desprestigiado a la Iglesia en los últimos años; agregó el texto.

Francisco se comprometió desde que asumió el máximo cargo de la Iglesia a luchar contra la pederastia y puso en marcha una comisión para la protección de la infancia de la que forma parte una víctima, la irlandesa Mary Collins.

La comisión para la protección de los menores, creada en marzo pasado, se reunirá este domingo, para evaluar las medidas a tomar.

En octubre del 2013, el potifice destituyó a un obispo irlandés, William Lee, que en 2010 reconoció haber protegido a un sacerdote pedófilo. Sin embargo, pese a esos gestos, las asociaciones de víctimas consideran que la Iglesia no está haciendo todo lo posible para impedir que sacerdotes abusen sexualmente de menores de edad en todo el mundo.