Conmemorando 203 años de la independencia de la República Bolivariana de Venezuela, familias nicaragüenses y trabajadores del Gobierno Sandinista, liderado por el Presidente Daniel Ortega, depositaron majestuosas ofrendas florales al pie de la estatua ecuestre del libertador Simón Bolívar.

Durante el acto central, los nicaragüenses también recordaron la partida física del Comandante-Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, quien hace 16 meses pasó a otro plano de vida, dejando un legado lleno de amor y solidaridad a toda la Patria Grande.

El solemne acto desarrollado cerca al malecón de Managua, donde se ubica la estatua del libertador, contó con la presencia del saliente Embajador de España en Nicaragua, León de la Torre, además del cuerpo diplomático, Ejército de Nicaragua, instituciones del Estado y miembros de la Juventud Sandinista.

Como un gesto de cariño y aprecio, el Ejército Bolivariano otorgó un reconocimiento al Embajador de Venezuela en Nicaragua, compañero Javier Arrúe de Pablo, quien se ha destacado por su amplio compromiso con la revolución y el amor a la patria legado por el Comandante Chávez y continuado por el Presidente Nicolás Maduro.

Padre Castro: “Vamos resucitando una Nueva Realidad”

El Padre Antonio Castro, previo a la invocación al Altísimo, manifestó que toda la Patria Grande, “con mucho sacrificio viene abriéndose paso en el camino”, como lo hizo Jesús cuando decía que ‘no hay resurrección sin pasar por la Cruz”.

El líder religioso manifestó que en Unidad, todos los pueblos están dispuestos a construir una nueva independencia, soberanía y dignidad.

“Nuestros hermanos de América Latina, Nicaragua, Venezuela, están pasando por esa Cruz; pero con la mirada puesta en la plenitud, en lo absoluto, en la resurrección. Es por eso que vamos suscitando una realidad nueva, un cambio profundo”, destacó el Padre Castro.

Por su parte, el Embajador Javier Arrúe, tras depositar una hermosa ofrenda floral al pie de la estatua de Bolívar, comentó que ha sido este gran libertador que ha logrado interpretar mejor la realidad de aquel momento (1810), en que se logró la independencia de Venezuela (del imperio Español).

“(Ahora) los Estados Unidos parecen destinados por la providencia a plagar la América de miserias en nombre de la Libertad”, dijo Arrúe en sus palabras centrales, recordando una cita con fecha de 1829, dictada por el mismo Simón Bolívar.

El imperio quiere destruir el alma de nuestros pueblos

El diplomático indicó que esta cita de Bolívar, nos contextualiza en estos nuevos tiempos, cuando el imperio -de mil maneras disfrazado- intenta dominar y saquear a los pueblos de América Latina y el Caribe.

“Ahora quieren agredir a nuestra hermana Argentina, y miremos cómo están a través de los camiones de los capitales financieros, estos comedores de carroñas, quieren destruir al alma de nuestros pueblos”, manifestó.

En el 203 aniversario de la independencia bolivariana, celebrado en Managua, el historiador Aldo Díaz Lacayo, recordó que en 1908 fue admirable ver cómo todos los caraqueños se dirigían a toda América, como un gran ejemplo en la conquista por la libertad y la soberanía.