El delantero Gonzalo Higuaín, autor del gol con el que el seleccionado argentino venció el sábado a su par de Bélgica (1-0) para alcanzar las semifinales de la Copa del Mundo Brasil 2014, aseguró que "siempre estuve tranquilo", a pesar de que el festejo se le había negado en los cuatro primeros encuentros del certamen.

"Yo siempre estuve tranquilo. Desde el primer partido del Mundial lo dije. Por suerte llegó en un momento muy importante", resaltó el atacante nacido en Francia y surgido en las divisiones inferiores de River Plate.

El hoy jugador del Nápoli de Italia sumó a los 8m. de la primera parte, con un disparo de volea y de derecha, la solitaria conquista del encuentro jugado en el estadio Nacional de Brasilia.

"Hacía muchísimos años (24) que no alcanzábamos semifinales. Estoy muy feliz. Este grupo se merece ésto", dijo.

Pese a la victoria y al hecho de haberse metido entre los cuatro mejores del campeonato, Higuaín reclamó prudencia y calma.

"Hay que ir partido a partido. Pudimos llegar a semifinales, pero ahora hay que tratar de llegar a la final", remarcó.