El defensor y capitán del seleccionado de Brasil, Thiago Silva, se perderá la semifinal del Mundial 2014 ante Alemania, ya que recibió su segunda tarjeta amarilla en el duelo de hoy ante Colombia (2-1) por los cuartos de final.

Iban 19 minutos del segundo tiempo en el Estadio Castelao de Fortaleza cuando el zaguero central impidió el saque del arquero rival tras un córner y en el rebote pateó y convirtió, en una jugada anulada por el árbitro español Carlos Velasco Carballo.

Justamente, por esa acción, Thiago Silva recibió la tarjeta amarilla que le impedirá jugar ante Alemania, porque es su segunda en el certamen pues ya había sido amonestado a los 34 minutos del segundo tiempo en el empate sin goles ante México, por la segunda fecha del Grupo A, casualmente en el mismo estadio.

Cuando el árbitro decidió mostrarle el cartón al defensor, el entrenador Luiz Felipe Scolari se tomó la cabeza con las dos manos, porque perderá a un jugador fundamental para un partido clave como los es ante Alemania, por un lugar en la final.

Las tarjetas amarillas se acumulan hasta los cuartos de final, y luego los futbolistas quedan limpios por lo que ninguno de los que juegue la semifinal podría perderse el partido decisivo del torneo en caso de ser amonestado.

Brasil enfrentará a Alemania, que hoy eliminó a Francia por 1-0, en Río de Janeiro, el martes próximo a las 17 en Belo Horizonte.