La selección holandesa de fútbol llega como clara favorita al partido del sábado ante Costa Rica de cuartos de final del Mundial, pero no da nada por sentado frente a un rival que es sin duda la sorpresa del torneo tras haber dejado en el camino a tres excampeones del mundo.

Después de haber finalizado por encima de Inglaterra, Italia y Uruguay en el Grupo D, Costa Rica quiere convertirse en el primer representante de la CONCACAF -que agrupa a los países de América del Norte, Central y el Caribe- en alcanzar las semifinales de un Mundial desde 1930, cuando Estados Unidos lo logró en la primera edición del torneo.

Holanda obtuvo un agónico triunfo ante México en los octavos de final, ya que anotó dos goles en los momentos finales del encuentro para dar la vuelta el marcador. Su delantero y figura Arjen Robben dijo que el equipo no debe subestimar a su próximo rival en el estadio Fonte Nova en Salvador.

"Costa Rica tiene un muy buen equipo, ya lo demostraron en su grupo, que era muy difícil", dijo Robben al sitio de internet de la FIFA.

"Han sido muy impresionantes, tenemos que prepararnos muy bien si queremos ganarles", agregó.

A pesar de las sobresalientes actuaciones de Costa Rica, muchos críticos creen que Holanda tiene demasiada potencia ofensiva para su adversario, después de haber anotado 12 goles en sus cuatro triunfos en Brasil.

Robben, Wesley Sneijder y el capitán Robin van Persie conforman un temible trío en el ataque y demostraron su valiosa experiencia al no entrar en pánico pese a estar al borde de la eliminación contra México en octavos.

No obstante, el combinado holandés deberá reemplazar al hombre recio del mediocampo, Nigel de Jong, quien sufrió una lesión en la ingle y se perderá el resto del Mundial.

Aunque el entrenador Louis van Gaal ha mantenido el misterio, continúa la especulación sobre si Daley Blind pasará del lateral izquierdo al centro del campo o si Jonathan de Guzman o Jordy Clasie sustituirán a De Jong.

Costa Rica debe afrontar la ausencia de los defensores Roy Miller -por lesión- y Oscar Duarte -suspendido-, pero espera que el portero Keylor Navas, héroe en la victoria por penaltis contra Grecia en la ronda anterior, se recupere de un problema de hombro que le impidió entrenar con normalidad esta semana.

Las actuaciones de su defensa justifican gran parte de su éxito en Brasil. Costa Rica registró solo dos goles en contra en lo que va del torneo, uno de ellos de penalti.

De todos modos, cualquier posibilidad de dar continuidad al éxito frente a la poderosa Holanda descansa sobre los pies de los talentosos Joel Campbell y Bryan Ruiz.

Ruiz es muy conocido por los holandeses por sus dos temporadas como jugador en el Twente Enschede y sus últimos seis meses a préstamo en el PSV Eindhoven.

"Bryan es muy rápido e incisivo, vamos a tener que estar muy atentos con él", dijo a periodistas el defensa holandés Ron Vlaar.