La historia marca que Colombia no ha tenido protagonismo en ninguno de los Mundiales jugados hasta el momento. Este de Brasil será entonces el que marque un antes y un después, pase lo que pase este viernes ante el local.

Por primera vez el seleccionado Cafetero alcanza los Cuartos de Final, razón por la cual su pueblo no solo festeja el acontecimiento sino que se ilusiona con un futuro promisorio.

Motivos sobran. Nadie duda que ha sido la que mejor fútbol mostró. Entonces, ¿por qué no dar el gran batacazo y dejar afuera al principal favorito?

Ante tanta algarabía, el propio presidente de la nación Juan Manuel Santos, ha anunciado que el país se paralizará a partir de las 3 de la tarde hora local, cuando en la ciudad de Fortaleza la selección inicie las acciones ante Brasil.

"El Día Cívico comienza a la 1 del mediodía", señaló el máximo mandatario. "Les pido a todos los colombianos celebrar con calma y en paz", agregó, en clara referencia a los disturbios que se originaron en todo el país tras la victoria ante Grecia el pasado 14 de junio que dejó un saldo de 14 muertos.

A su vez el vicepresidente Angelino Garzón pidió que los trabajadores de la salud y la seguridad se mantegan en sus puestos por obvias razones.
De triunfar, la selección que dirige el argentine José Néstor Pekerman jugará la Semifinal con el ganador del duelo entre Alemania y Francia.