El secretario general de la Organización de Estados Américanos (OEA), José Miguel Insulza, denunció este jueves que los llamados Fondos Buitre siempre han querido aprovecharse de las debilidades de un país para apoderarse de sus empresas y demás bienes hasta llevarlos a la quiebra, esto en referencia a la situación actual que enfrenta Argentina a causa de un fallo estadounidense que decidió aumentar la deuda adquirida por el país suramericanos en gobiernos pasados.

“En la economía global la única posibilidad es alcanzar acuerdos colectivos con sus acreedores con el respaldo de los organismos internacionales para no causar daños a su pueblo; sin embargo, para algunos la eventual quiebra de un Estado es lo mejor. La crisis es siempre una oportunidad para aquellos que merodean incansablemente la economía global para aprovechar la debilidad de un país”, aseguró Insulza durante la reunión extraordinaria de cancilleres de la OEA.

“No les importa si el que gobierna ese país haya contraído la deuda (...) comprar a 10 y ganar a mil es lo que buscan los fondos buitre”, agregó el Secretario General de la OEA, quien pidió a los presentes el mayor apoyo para superar esta situación.

De igual forma, comentó que otra de las paradojas en el caso de Argentina, y que puede repercutir en otros países, es que “los esfuerzos para evitar que los países se vean impedidos para crecer se encuentran ahora rehipotecados”, pero a su juicio “la peor paradoja es que aunque todos los gobiernos y organismos están de acuerdo en que esto es una aberración, todavía no aparezcan los instrumentos para corregirlo”.

En este contexto, instó a todos los presentes en la reunión a buscar los instrumentos para solucionar la injusticia que enfrenta Argentina a causa de una deuda adquirida en épocas pasadas y que el presidente Nestor Kirchnner fue pagando, pero que ahora un juez estadounidense pretende aumentar.